Advierte que perdió los dedos de sus pies después de someterse a una popular pedicura

Para muchas mujeres es muy importante verse y sentirse bien, por ello, se someten a algunos tratamientos estéticos que no siempre son los más higiénicos ni mucho menos los más saludables.

Es posible que en más de una ocasión te hayas realizado un tratamiento de pedicura con el objetivo de realzar la belleza de tus pies, pero pocas veces pensamos en que puede ser el inicio de una tragedia.

La mujer sumergió los pies en una tina de agua llena de peces diminutos llamados Garra rufa.

Victoria Curthoys es una joven que se sometió a una “pedicura de peces” y decidió compartir su historia su para advertir a más personas sobre el gran riesgo que corren.

La mujer fue a un spa de peces en Tailandia, algo que a simple vista le resultó muy higiénico y diferente. Al respecto comenta:

Observaba al propietario del spa configurar el sistema y se veía muy limpio. Cuán equivocada estaba”.

F

Al culminar sus vacaciones y regresar a su casa en Australia su estado de salud comenzó a empeorar. Presentó fiebre muy alta y distintos síntomas, los médicos al principio no lograron diagnosticar ninguna enfermedad.

Después de un tiempo, lograron determinar lo que le causaba tanto malestar: osteomielitis, una infección ósea causada por baterías en el agua, finalmente determinaron que fue el agua del tanque del spa.

Las pedicuras de pescado pueden conllevar un riesgo de infección, según expertos.

Desafortunadamente, cuando los médicos tuvieron un diagnóstico ya era demasiado tarde, la enfermedad ósea ya había carcomido parte de su pie derecho y debieron amputarle los dedos. Victoria comenta:

Para cuando se dieron cuenta de lo que era, todo el hueso del dedo del pie se había afectado y había estado enferma todo el tiempo”.

Durante cinco largos años Victoria tuvo que someterse a distintos tratamientos y aceptar finalmente que había perdido los dedos del pie debido a la enfermedad ósea.

Afortunadamente, hoy día está completamente sana y motivada a compartir su historia para proteger a cuantos pueda de la pedicura con peces.

Victoria insiste que sus uñas comenzaron a desprenderse seis meses después del tratamiento, por lo que muchas veces resulta difícil pensar en que un simple procedimiento estético de pies puede afectar tanto.

Los peces comen células muertas de la piel como sustento.

La Dra. Shari R. Lipner directora de la división de uñas y profesora asistente de dermatología en Weill Cornell Medicine comenta:

Creo que esto es probablemente más común de lo que pensamos. No vemos que se caiga la uña hasta meses después de evento, por lo que creo que es difícil para los pacientes y los médicos, especialmente si ni quiera saben que la picadura de peces puede hacer esto, no es fácil establecer esa conexión”.

Debido a los altos riesgos para la salud y la crueldad a la que se someten los peces, la pedicura con pescado está prohibida en Estados Unidos, Canadá y Europa.

En muchos otros países, las personas sumergen sus pies en tanques donde los peces viven y defecan todos los días, convirtiendo el tanque en un caldo de cultivo para baterías, sin saber que meses después, pueden vivir la peor de las experiencias.

Si desea una pedicura exfoliante no se someta a extraños tratamientos que le pueden dejar resultados irreversibles. Después de todo, una piedra pómez es mucho mejor que diminutos peces picando tus pies. Comparte este caso, puede salvar una vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!