Adopta a la joven ciega y desamparada con quien compartió la habitación de hospital

El COVID-19 ha traído mucho dolor en este mundo, tras la muerte de millones de personas en todo el planeta. Sin embargo, en medio de tanta tragedia surgen los más hermosas actos de humanidad y el que ha hecho una sobreviviente de coronavirus simplemente nos ha conmovido a todos.

Se trata de la brasilera Alessandra Nunes Gonçalves Gomes una niñera de 42 años con un gran corazón, pues recientemente ha dado albergue a la chica abandonada con la que compartió cuarto de hospital mientras luchaba contra el virus mortal.

Alessandra y Yamila se hicieron amigas en un momento de mucha angustia, ambas intentaban curarse, pero solo una de ellas tenía a personas preocupada por su salud fuera del hospital. 

Alessandra contaba con una familia pero no ocurría del mismo modo con Yamil, la joven diabética con problemas de visión y renales estaba sola en este mundo.

La familia de Yamil la abandonó debido a sus afecciones. Ninguno quiso hacerse responsable de ella, así que la chica vivía en un cuarto alquilado y se enfrentaba a la vida como podía.

Por suerte, la chica se topó con Alessandra quien ahora la ha adoptado como a una hija más.

En diciembre de 2020, la niñera ingresó al hospital con sus pulmones comprometidos en un 75%. Fueron sin duda unos días difíciles, pero estos dieron pie a ese primer contacto entre ella y Yamila.

“En el hospital, las camas estaban separadas por cortinas, no se podía ver a los pacientes. A un lado, había una niña que inmediatamente comenzó a hablar. 

Yamila ya llevaba diez días en tratamiento. Me sorprendió saber que su familia la había abandonado. Durante el tiempo que estuve allí, nadie fue a visitarla ni quiso saber de ella. Estaba sola y desamparada. Sentí pena por Yamila”, explicó la niñera.

El caso conmovió tanto a Alessandra que en su corazón sintió debía hacer algo por la jovencita y fue en ese momento que se hizo una promesa de amor: ayudarla, en caso de que lograran vencer el virus.

La niñera se prometió eso a solas y por increíble que parezca fue antes de que pudiera ver el rostro de su nueva amiga. Una enfermera que se conmovió por el vínculo establecido entre las pacientes, y escurrió la cortina del pabellón de Yamila para que Alessandra pudiese conocerla.

Ese momento fue realmente especial para Nunes. Esta mujer se recuperó primero del virus pero no por ello se olvidó de su amiga y apenas Yamila venció también la enfermedad, Alessandra fue por ella.

Tal como lo había prometido, la mujer decidió ayudar a su amiga y ahora vive en su  casa con sus hijos.

 “Nunca pensé que a través de una enfermedad tan grave y una larga estadía en el hospital, pudiera surgir una amistad así. Yamila es una chica frágil e indefensa que realmente necesitaba amor, ayuda y apoyo. Ella ya me ve como una madre y sé que he ganado otra hija”, le dijo

Nadie sabe cuándo ni cómo el destino pone un ángel que salva la vida de otra persona, pero no hay dudas de que Yamila ya ha encontrado el suyo. Ahora la chica tiene una familia y un hogar y pese a que la adaptación no ha sido sencilla, el amor entre estas personas las ayudará a vencer todas las trabas.

Bendiciones infinitas para Alessandra y Yamil que Dios le conceda la salud y bienestar que se merecen.