Su familia adelanta la celebración de su cumpleaños al saber que le quedaban pocos días de vida

A veces el destino nos hace una jugada que nos cambia por completo la vida. Algunas pueden ser buenas y otras lamentablemente no. Sin embargo, para ambos casos la actitud que se tome ante ellas hace una gran diferencia.

La familia de Cheryl Calver, una mujer que tenía una enfermedad terminal quiso preparar para ella la mejor fiesta para celebrar su cumpleaños número 30 después de recibir la dura noticia de que sólo le quedaban unas semanas de vida.

Sus seres queridos quisieron darle el más lindo de los recuerdos y hacer una celebración muy especial.

Sus familiares y amigos decidieron adelantar la fiesta de cumpleaños cuatro meses porque si en el peor de los casos el pronóstico de vida de Cheryl se cumplía podría no estar presente en julio, que era el mes de su nacimiento.

Ese gran día, Cheryl de 29 años y madre de 3 hijos pensó que iba a una comida familiar cuando los estilistas la abordaron para darle un cambio de imagen sorpresa en su casa.

Después, una fabulosa limusina blanca la fue a buscar para llevarla al Stumble Inn en Sittingbourne, el lugar de la fiesta. Su madre los recibió y la llevó de espaldas al salón donde fue sorprendida por amigos y familiares.

Lianne Dmytruk, amiga de la infancia de Cheryl, la conocía desde hace 20 años y reveló que la fiesta de cumpleaños número 30 estaba en su lista de deseos.

“Era algo que planeamos hacer en el verano porque estaba recibiendo quimioterapia y ella esperaba prolongar su vida para que pudiéramos tener un verano de recuerdos”.

Pero, lamentablemente, tuvo una infección en el pecho y su estado de salud se complicó para continuar con la terapia.

En marzo les dijeron que la enfermedad se había extendido a sus órganos vitales y que iba a ser cuestión de semanas, pero ninguno de ellos quería creer que eso era cierto y a pesar de ver lo mal que estaba, se aferraron a la esperanza de que no fuera así.

Cheryl fue diagnosticada con cáncer de intestino en el 2015 y a pesar de haber sido sometida a una cirugía y cumplir un fuerte tratamiento en el 2017 su cáncer regresó.

“Tan pronto como entró, se sintió tan abrumada que se limitó a abrazar a Lee y le agradeció tan especial celebración”.

Todos hicieron una fila a lo largo del jardín para saludarla, abrazarla y besarla.

“Era como un gran tren de personas que querían ver a la Reina, realmente fue muy emotivo”.

Contrataron un fotógrafo profesional para que los sentimientos y las emociones fueran capturados en las imágenes que inmortalizarían el momento.

Un par de días antes de la fiesta, Cheryl no se había levantado de la cama, todos estaban muy preocupados porque pensaban que no lo lograría. Pero una vez que tuvo su cabello y maquillaje hecho, realmente se animó.

Pasada la fiesta, ella no se levantó de la cama. El día después fue el Día de la Madre, los niños estaban alrededor de su cama. Tristemente falleció el 3 de abril, cuatro días después de que Cherly muriera en su casa en Murston, Kent.

Facebook

Es una historia que desafortunadamente no tuvo un final feliz, sin embargo, la familia y amigos Cheryl hicieron todo lo posible para que sus últimas horas estuvieran desbordadas de manifestaciones de amor hacia ella.

El gesto de los seres queridos de Cheryl es inspirador, en medio del dolor hicieron todo lo posible por cumplir el deseo de ella y crear hermosos recuerdos. Le demostraron su amor hasta su último suspiro, compártelo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!