La sacaron a gritos de un museo por vestimenta inapropiada pero ella sospecha que hay otra razón

No hay nada como un buen viaje para conocer y vivir nuevas experiencias. Sin embargo, Adebola Sowemimo sufrió un incidente que no estaba para nada dentro de sus planes al ir a Grecia como turista.

Cuando se encontraba en uno de los lugares más icónicos, el Museo Arqueológico de la Acrópolis, un grupo de policías se acercó a ella y comenzaron a gritarle sin que la joven lograra entender qué estaba sucediendo.

Adebola vive en Londres y ha viajado desde que era muy joven.

Fue llevada tras las rejas y luego de un enorme esfuerzo por comunicarse con ellos para ver cuál era el problema, comprendió la razón de todo: se le acusaba de utilizar vestimenta inapropiada y estar exhibiendo su cuerpo.

“Esa denuncia no fue más que una mentira”.

Parece que todo el problema empezó porque alguien que también se encontraba en el museo hizo una denuncia en su contra. Las autoridades habían recibido información de que Adebola se levantó la falda en varias ocasiones y que estaba mostrando su cuerpo a todos sin ningún tipo de pudor.

Adebola tenía un vestido largo de color blanco fabricado con una tela que producía ciertos efectos de transparencia.

Todo fue muy confuso para ella. La sacaron del museo en cuestión de minutos y por no conocer el idioma no lograba entender lo que le estaban diciendo. En ningún momento le ofrecieron un traductor que la ayudara, pero afortunadamente se encontraba con su novio y él pudo hacer un esfuerzo para averiguar todo lo que le decían.

“Me gritaron y me empujaron hasta sacarme del museo”.

En medio de una gran indignación, Adebola se valió de sus redes sociales para denunciar lo sucedido. Allí indicó que aquello por lo que se le acusaba era completamente falso y que nunca se había levantado la falda.

“La policía me ha dejado en ridículo y toda esta situación me ha dejado traumatizada”.

Después de un larga discusión le permitieron ir casa con su novio pero con el compromiso de ir a la Corte al día siguiente y aclarar lo sucedido. Adebola cree que su vestimenta realmente no fue la causa de todo este malentendido sino que simplemente se debió a un trato despectivo por su color de piel.

“No entiendo por qué me acusarían de algo que nunca hice”.

Finalmente, acudió a la Corte y desestimaron su caso. Adebola aprovechó para agradecer a todos sus seguidores por apoyarla pero ha decidido contar lo sucedido en las redes para denunciar la terrible experiencia que tuvo que pasar en lo que debía ser un relajante viaje de turismo.

¿Crees que su vestimenta fuese inapropiada? Cuéntanos tu opinión y comparte esta nota.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!