Acudió al dentista por una “infección” y terminaron extirpándole un ojo

Ella es Ceri Jones, tiene 22 años y un día se dirigió a una consulta con el dentista porque tenía un “absceso”, pero lo que jamás imaginó es que aquel bulto que tenía en el interior de su boca sería un extraño tumor.

Ceri es del Reino Unido, en esa consulta médica recibió una noticia que la dejó desconcertada, tenía un carcinoma adenoide quístico, un tumor muy raro que se produce en las glándulas salivales.

Ella se trasladó a Estados Unidos, y en Jacksonville, Florida es sometida a una sesión de radioterapia para combatir los residuos de células malignas en su cuerpo y prevenir que la enfermedad reincida.

La mandíbula superior izquierda de Ceri fue reemplazada por una de titanio, así como los huesos de ese lado de su rostro. El cáncer estaba en una fase muy avanzada y también fue necesario extirpar su ojo, y extraer los dientes del lado izquierdo.
Extrajeron músculo y piel de su muslo derecho para injertarlo en el interior de su boca.

“Todo comenzó en octubre, cuando comencé a sentir fuertes dolores de cabeza, fui al dentista porque pensé que tenía un absceso”, relató Ceri. Un mes después recibió el diagnóstico preciso.

Lamentablemente le dijeron que no podrían hacer nada por ella porque no se trataba de un asunto odontológico, en el Hospital Real Sunderland le realizaron una biopsia, y unos meses después fue sometida a un complejo procedimiento quirúrgico que duró 36 horas.

Ceri relató que “Yo estaba bajo sedación durante dos semanas, en la operación colocaron parte de mi piel y músculo extraídos de mi muslo derecho en mi boca y paladar. Además, conectaron las arterias principales a los vasos sanguíneos en el cuello”.

VER TAMBIÉN:  Los vecinos de esta "preciosa familia" nunca sospecharon su verdadera identidad - Aterrador

El cerebro de Ceri comenzó a perder líquido y eso representó una complicación médica, afortunadamente todo se resolvió con éxito.

En Florida ella recibe radioterapia de protones, a diferencia del tratamiento convencional que descompone la estructura ósea esta evitaría los problemas que pudieran producirse en su boca y su rostro en el futuro.

Sara Evans, es la madre de Ceri y comentó a los medios de comunicación “Revivo esta pesadilla cada día, una larga operación que nos cambió la vida y todas las complicaciones de su enfermedad. Han sido momentos muy duros, esperemos que haya una luz al final del túnel. Estamos haciendo todo lo posible para que el tratamiento sea eficaz”.

También comentó que “Estoy muy orgullosa de la valentía y fortaleza que Ceri ha demostrado a lo largo de todo este proceso, ella es una inspiración para todos”.

Ha sido muy difícil enfrentarse a su diagnóstico y luchar contra tan dura enfermedad, en medio del dolor, agradece estar con vida así como contar con el apoyo de su familia. Aunque presentan dificultades para cubrir los gastos de traslados, alimentación y el tratamiento que necesita así que han realizado una petición en la plataforma GoFundMe para pedir ayuda, puedes visitar la página aquí.

Daily Mail

Sin duda esta chica es muy valiente, es una guerrera que se merece toda nuestra admiración y apoyo. Comparte su historia con todos tus seres queridos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!