Un niño entrega su currículo donde trabajó su papá fallecido para ayudar a su madre

¿Cómo explicarías a un niño pequeño que su padre ha muerto? Murilo Barbieri Braselino, un pequeño de solo 5 años que vive en Brasil, se enfrentó a la peor de las noticias cuando se enteró del repentino fallecimiento de su amado padre, su persona favorita en todo el mundo.

Amaba con todo su corazón a su padre

El padre de Murilo se llamaba Evaldo; tenía 46 años y trabajaba como guardia de seguridad en una empresa. Ambos tenían una amistad increíble y el niño veía en su padre a su superhéroe preferido, uno que esperaba siempre estaría a su lado para protegerlo, tal como era su labor en su trabajo.

Lamentablemente, Evaldo enfermó de coronavirus. Su salud fue empeorando drásticamente, estuvo convaleciente en su propia casa durante 7 días, hasta que tuvo que ser hospitalizado de emergencia.

La última vez que Evaldo vio a su pequeño hijo enfrentaba serias dificultades para respirar. Tatiana Barbieri Braselino, madre del niño, le pidió a su esposo que hablara con su hijo después de volver del hospital, sin sospechar que esa sería su última vez en casa.

«El día que ingresó estaba muy enfermo y Murilo lo llamó por la puerta y le dijo: ‘Adiós, papá’. Él no pudo hablar porque estaba muy cansado, hasta que tomó oxígeno y me dijo que no pudo despedirse de su hijo. Yo le dije que ya habría tiempo después, pero no volvió”, señaló la mamá de Murilo.

Tatiana no sabía cómo explicar a su hijo el fallecimiento de su padre

Tras la fatal pérdida, Tatiana tuvo que enfrentarse al terrible momento de decirle a su hijo que su padre había fallecido y jamás volvería a casa. Para que el pequeño pudiera entender, sin sufrir demasiado, la mujer le dijo que su padre estaba en una gran misión de superhéroe.

“Jesús ya vino a buscar a papá, ya no lo veremos, pero lo encontraremos pronto. Murilo lloró, me abrazó y le dije que no estaba solo”, narró la mujer.

Por supuesto, perder a su padre fue sumamente difícil, pero Murilo estaba preocupado por el bienestar de su mamá, debido a que sabía que ahora sería ella la encargada de sostener la casa y pagar las múltiples facturas, como hacía su papá.

Para poder ayudar a su madre, el pequeño tomó la decisión de crear su propio currículo para acudir a solicitar empleo en la misma empresa en la que laboró su padre. Murilo contó sus planes a Tatiana y la madre aceptó acompañarlo al lugar de trabajo, para ayudar en su proceso de duelo.

En su currículo, Murilo enfatiza que aún no estudia nada y, como habilidad, que no se queda quieto ni siquiera cinco minutos. Además, incluyó una fotografía pequeña e introdujo todo en un sobre que tenía su madre, para posteriormente ir juntos al antiguo trabajo de su padre.

En el lugar, Murilo se encontró con uno de los compañeros de su padre, otro guardia de seguridad, quien le aseguró que enviaría su currículo al área de recursos humanos de la empresa y que, cuando creciera, lo aceptarían con gusto en una vacante.

Sin duda, los niños son seres extremadamente inteligentes que entienden todo lo que sucede a su alrededor. Jamás hay que subestimarlos, es importante que se sientan amados, protegidos y que reciban la empatía que merecen.

El gesto de este pequeño es realmente conmovedor, con su inocencia, se preocupó por ayudar a su madre en un momento tan duro. Compártelo.