Acude a las redes para pedir ayuda porque su papá no vendía nada en su negocio

Son muchas las personas que día a día salen a dar lo mejor de sí y hacer de algo normal algo realmente extraordinario. Sin embargo, no podemos negar que en medio de la pandemia muchas pequeñas y grandes empresas se vieron afectadas.

Elezar Avilés es uno de esos hombres que se siente orgulloso de todo lo que ha hecho hasta ahora, es el propietario de Taquería El Torito, un camión de tacos ubicado en Humble, Texas.

Por la pandemia las ventas decayeron y su local estaba en riesgo.

Lamentablemente, su negocio también se ha visto fuertemente afectado por la actual situación. El 12 de septiembre solo logró vender unos cuantos tacos, teniendo un ingreso de 6 dólares ese día.

Los siguientes días sus ingresos disminuyeron aún más, por lo que su hija Giselle tuvo la gran idea de acudir a las redes con la intención de motivar a los amantes de la comida a que se acercaran al camión de tacos de su padre.

Según la Oficina Nacional de Investigación Económicas, más de 100.000 pequeñas empresas no han sobrevivido por la pandemia.

A través de Twitter, la joven de 21 años compartió junto a una fotografía del camión un emotivo mensaje en el que se lee:

“¡Hola Twitter! Normalmente no haría esto, pero el negocio de tacos de mi padre está teniendo problemas, solo vendió 6 dólares hoy. ¡Si pudieras retuitear, te lo agradecería mucho!”

Para gran sorpresa de Elezar la magia de Internet hizo lo suyo, solo bastó un tweet de su hija para que miles de internautas respondieran en su apoyo.

Al día siguiente cuando se presentó a trabajar no podía creer que cientos de personas estaban formadas esperando para poder degustar un rico taco. Incluso muchas personas estaban desde las 6 de la mañana esperando su turno.

El hombre sigue luchando para salvar su pequeña empresa.

Karla de Leon, una de los clientes, comentó:

“Pensé que era increíble, de hecho lo vi en mis redes sociales. Definitivamente disfruto apoyando a las empresas locales, especialmente en todo lo que estamos pasando en este momento”.

Increíblemente tanto Avilés como su hija recibieron mucho amor en línea que fue manifestado con la presencia de cientos de comensales que solo tenían una intención: apoyar a un hombre en su trabajo que ama cocinar.

Giselle comentó al respecto:

“Había tanta gente que mi papá estaba un poco sorprendido porque no creía que hubiera un cambio tan rápido. Se siente increíble porque solo estaba tratando de ayudarlo. El solo hecho de poder hacer algo que que salvaría su negocio y ver el resultado es extraordinario”.

Gracias a la popularidad que ha ganado la Taquería el Torito se ha evitado su cierre, incluso Giselle creó un perfil de Instagram donde sus seguidores pueden ubicarlo fácilmente y mantenerse al día sobre las delicias que ofrece.

Padre e hija están realmente agradecidos por el apoyo que han recibido, y Avilés está feliz de seguir atendiendo a sus clientes.

Un gran gesto de solidaridad que nos recuerda que juntos podemos sumar grandes cosas a quienes más lo necesitan. ¡Compártelo!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!