Cansado de morir en la pantalla, el actor Sean Bean rechaza los papeles en los que no sobreviva

Para nadie es un secreto que cuando tenemos un actor favorito analizamos todos y cada uno de los personajes que desempeña en la pantalla grande. Muchas veces acertamos cuál será el desenlace de la historia o el final de nuestro personaje favorito.

Sin embargo, algunos actores tienen papeles tan marcados que se vuelve un patrón lo que les va a suceder, dejando el suspenso de la lado porque el final ya es predecible.

El actor británico Sean Bean ha muerto en pantalla 23 veces.

Sean Bean es uno de esos actores en el que sus personajes tienen el mismo desenlace, la muerte parece ser su única alternativa. Cada película o serie de televisión que hace termina muerto, el actor que ha representado múltiples papeles ha muerto más de 20 veces en la pantalla, por lo que ha decidido no tomar ningún papel si el personaje que interpreta muere.

Desmembrado, perforado por flechas son tan solo algunas de las formas en que sus personajes han muerto.

El actor realizó una entrevista en la que argumentó que rechazó muchos papeles porque sus seguidores sabrían que su personaje iba a morir. Al respecto comenta:

Simplemente tuve que cortar eso y comenzar a sobrevivir, de lo contrario todo era un poco predecible”.

Bean comenta le ha tocado negarse a algunos papeles y responder en tono burlesco que por favor dejaran vivo su personaje. En una de sus anécdotas señala que le ofrecieron un papel y le dijeron que su personaje debía morir, a lo que él simplemente dijo que no, la producción preguntó si podían herirlo gravemente y respondió que estaba bien mientras lo mantuvieran vivo esta vez.

El actor ha expresado que está cansado de interpretar las numerosas muertes de sus personajes.

Para Bean representar personajes malos era algo único y especial, pero terminaba siendo poco satisfactorio ya que siempre terminaba muerto.

Esto no solo hizo que el actor en cierta forma se cansara, sino que sus seguidores se aburrieran de un poco más de lo mismo en cada personaje que representaba. Es tanto el descontento de la fanaticada del actor que en el 2014  realizaron una campaña viral con el #dontkillseanbean.

Morir no debe ser la única opción en sus personajes.

Todo aquel que es fiel seguidor del actor sabe que el último papel que interpretó y en el que murió decapitado fue Game of Thrones en el 2011, desde entonces ha dicho que no a la muerte de sus personajes.

Solo deseamos volverlo a ver en pantalla con un final sorprendente y lleno de vida. Después de todo, los finales no tienen que ser siempre felices pero tampoco tan predecibles como la muerte.

Anímate a compartir esta nota en tus redes y comenta tu papel favorito de ícono de la pantalla grande.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!