Expulsa de su cuerpo el anillo que perdió hace 12 años y jamás pudo encontrar

Muchas veces perdemos algo y tratamos de recordar una y otra vez donde pudimos haber dejado ese objeto tan preciado, y ciertamente son muchos los lugares en los que podría estar.

Sin embargo, lo que nunca nos podríamos imaginar es que un anillo estaría perdido por más de una década dentro de la nariz de su dueña. Parece una historia de ficción, pero no es así.

Esto le sucedió a Abigail Thomson una esteticista de Keighley, West Yorkshire, que después de 12 años finalmente encontró su anillo tras estornudar.

Abigail recibió el anillo de plata como regalo de su octavo cumpleaños y pasado unos meses más nunca lo volvió a ver.

Mi madre me lo compró como regalo ese año y pasaron unos meses y me di cuenta de que había desaparecido”.

Inicialmente pensó que lo había perdido, pero después de buscar la pieza de joyería por todos los posibles lugares sin éxito alguno ella y su madre pensaron que uno de sus amigos debió haberlo tomado en algún momento.

Siempre me sentaba con mis amigos en la cama, probablemente alguno de ellos lo debió haber tomado mientras estaba en mi casa”.

Jamás imaginó que 12 años después estando en su casa un estornudo le devolvería el anillo que le habían “robado”. Para ellas no había otra explicación sobre dónde podría estar.

Nunca en un millón de años hubiera imaginado que se me había atascado la nariz”.

Ese día fue un día normal, se sentó en el sofá y le comenzó una crisis de estornudos y tras mirar el pañuelo no podía creer lo que estaba viendo y dijo “¿Qué diablos es eso?” entonces lo miró detalladamente, no lo podía asimilar.

Sentí una sensación aguda, pero no lo pensé nada hasta que miré en el tejido”.

Abigail dijo que realmente se sorprendió cuando vio el anillo de plata después de un ataque de estornudos que sufrió.

Oh, Dios mío, ¡ese es el anillo!”.

Inmediatamente Abigail llamó a su madre para contarle sobre el increíble hallazgo después de 12 años.

¡Nunca adivinarás lo qué encontré!”

Después de escuchar el relato de Abigail su madre estaba tan sorprendida como su hija.

Facebook

Oh, Dios mío, nunca lo hubiese adivinado”.

El doctor Naveen Cavale, cirujano plástico de Real Plastic Surgery, dijo que no estaba sorprendido, es una historia inusual y que, aunque esto es poco común ante los ojos del mundo es bastante frecuente, los niños siempre tienen cuentas y juguetes pegados a la nariz.

Añadió que era posible que se haya encajado y, a medida que ella creció, el espacio se habría agrandado, el anillo se soltó y salió con el impulso del estornudo. Posiblemente se acuñó en la parte posterior de la nariz entre dos pedacitos de huesos y lo mantuvieron en su lugar.

Aunque esta historia sea común para los doctores, lo cierto es que ha dejado a más de uno sorprendido, es una manera muy extraña de hallar un objeto perdido. ¡Compártelo!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!