Abandona a su hijo menor de edad en plena carretera para huir de un control policial

Dicen que situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas, algo que un hombre aplicó de la peor manera al huir en plena vía para evitar un control policial. 

Es bien sabido que la actual situación a nivel mundial es bastante tensa, se han tomado estrictas medidas de confinamiento para prevenir el contagio de coronavirus.

Sin embargo, también se han tomado algunas medidas para aquellos que deben seguir su jornada de trabajo realizando controles en las vías públicas para garantizar el cumplimiento de lo establecido en el estado de alarma.

Esta situación hizo que un hombre de 36 años tomara la decisión de huir en su auto por la autovía A-44 del kilómetro 121, cerca de la localidad de Peligros, municipio español ubicado en la parte central de la Vega de Granada.

El hombre, tras toparse con una patrulla de tráfico de la Guardia Civil no se detuvo, sino que aceleró poniendo en riesgo la vida de uno de los funcionarios, quien tuvo que apartarse bruscamente para evitar ser atropellado.

La maniobra le permitió conseguir la ventaja suficiente para abandonar la autovía y perderse por las calles de Peligros”.

Ante esta situación los guardias civiles dieron inicio a una persecución, pero el hombre ya les tenía ventaja, los oficiales vieron cómo el hombre detuvo el vehículo por un momento para bajar a un menor de edad y seguir por la vía a toda velocidad.

Ante ello, los oficiales no tuvieron más opción que detenerse y ayudar al menor quien había sido abandonado en plena carretera.

Al estar implicado un menor de edad, la Fiscalía de Menores de Granada actúo de manera directa.

El hombre sí logró escapar de las autoridades, pero su caso no había llegado a su fin.

El grupo de Investigación de Delitos de la Guardia Civil de Granada dio con la dirección del domicilio del hombre, por varias semanas vigilaron su residencia hasta lograr detenerlo. Al hombre se le imputan los siguientes delitos:

Autor de dos delitos contra seguridad vial por conducir de manera temeraria y careciendo de licencia, uno por desobediencia a agente de la autoridad y otro por abandono de menores tras dejar a su hijo en el arcén de la autovía A-44 para entretener a los agentes y huir de un control de vehículos”.

No siempre una medida desesperada es el camino más fácil. Ahora el hombre deberá enfrentar todos los cargos y hacerse responsable de la mala decisión que tomó.

Parte de nuestra vida es el resultado de nuestras decisiones, no de nuestras circunstancias. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!