A una niña de 11 años se le quiebra la voz mientras cuenta la pesadilla que sufre en la escuela

A pesar de que vivimos en un mundo lleno de avances de todo tipo hay un problema que se agudiza y que muchas veces es subestimado: los niños que reciben tratos injustos en el colegio, en su vecindario o incluso en su propia casa.

Delanie Marcotte es una pequeña que ha pasado por un par de años sumamente difíciles en la escuela.

Delanie está cursando actualmente el quinto año.

Empezó a recibir una serie de tratos injustos por parte de sus compañeros. Inicialmente, algunos niños que le decían cosas desagradables y le ponían nombres despectivos; pero todo fue empeorando mucho más hasta que la situación se volvió prácticamente insostenible.

“Los tratos injustos son un gran problema en nuestra escuela. Yo soy una víctima de esto”.

Delanie acudió a sus padres en busca de ayuda y a pesar de que ellos han acudido a la escuela para exigir que se tomen medidas; el problema no ha hecho más que aumentar peligrosamente.

“Es muy difícil ver que no tratan bien a tu hija y que es algo que pasa todos los días. Me produce demasiado enfado y es algo que tenemos que solucionar”.

Fue entonces cuando la familia comprendió que debía tomar medidas más drásticas. Acudieron a la junta de la Escuela para denunciar lo sucedido antes las autoridades. El padre de Delanie, Todd Marcotte, estaba preparado para apoyarla y hablar ante todos para dar voz a su hija. Sin embargo, la pequeña decidió dar un fuerte respiro y contar ella misma el tormento por el que había estado pasando.

Delanie apenas tiene 11 años de edad.

En un vídeo de este difícil pero inspirador momento, se puede ver cómo la valiente niña comienza a leer una carta para la Junta Escolar en donde exige que tomen medidas y explica con detalles todo lo que ha estado sucediendo bajo sus propias narices.

“Ellos me agreden, me dicen cosas muy feas, me han amenazado, me han dicho cosas aterradoras, dicen que son capaces de atentar contra mi vida”.

Como es de esperar, es un tema sumamente difícil de tratar para una niña de tan corta edad. Su voz se quiebra y hace un notorio esfuerzo para contener las lágrimas.

Sin embargo, da lo mejor de sí y saca todas sus fuerzas para luchar por ella y tantos otros niños en la escuela que tienen que sufrir estos indignantes tormentos día a día.

“Les pregunto qué van a hacer para protegerme a mí y a los demás niños. Estoy aquí para dar voz a todos los niños que hemos recibido malos tratos”.

This took courage.

Publicada por Todd Marcotte en Sábado, 9 de junio de 2018

No hay duda de que la pequeña Delanie necesitó mucho coraje para alzar la voz y exigir soluciones inmediatas que la hagan sentir segura y protegida en su propia escuela.

Esperamos que la Junta se tome esta tarea muy en serio para que todos los niños puedan llevar una infancia feliz. Comparte este caso, alzar la voz para promover el respeto y la tolerancia es un compromiso de todos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!