«A nadie le importa» – Entre lágrimas confiesa que perderá su casa por falta de propinas

Mucho se ha hablado sobre el importante papel que los médicos y profesionales del área de salud tienen durante la pandemia.

Sin embargo, hay otros pequeños héroes que han resultado fundamentales para que todos cumplan con las medidas de cuarentena y aislamiento: los conductores que llevan comida y todo tipo de pedidos hasta la puerta de nuestras casas.

Lamentablemente, los empleados de compañías como Uber Eats o Doordash no siempre reciben un pago que realmente les permita cubrir sus necesidades. Riley Elliot es un joven de Seattle que ha tenido que lidiar con muchas dificultades económicas desde el inicio de la pandemia.

“Voy a perder mi casa por tercera vez desde mayo y es porque la gente no le entrega propinas a los conductores de delivery”, se lamentó Riley.

Actualmente se encuentra trabajando en el área de entregas a domicilio, pero por mucho que pase los días trabajando, las cuentas no parecen dar resultado.

“Me acaban de pagar 2.50 dólares por una entrega que tomó 45 minutos y en la que tuve que pagar 3 dólares por el estacionamiento. Sólo me dieron 1 dólar de propina”, explicó Riley.

Fue entonces cuando Riley decidió alzar la voz para explicarle al mundo entero la importancia de las propinas para los repartidores.

“Estoy arriesgando mi vida en medio de una pandemia pero a nadie le importa”

Este no es el único trabajo de Riley. El joven invierte muchísimo tiempo en trabajar, pero él y su pareja se encontraban en riesgo inminente de quedarse en la calle por no poder pagar la renta.

Su angustia era tan grande que Riley no pudo evitar romper en lágrimas al hacer un llamado de conciencia para que la gente valore un poco más el trabajo de los conductores. Un par de días después, su publicación se había vuelto completamente viral.

Su conmovedor mensaje llegó a tantas personas que muchos decidieron hacer donaciones para ayudarlo a seguir adelante en medio de estos momentos tan difíciles. Riley quedó en shock por la enorme generosidad de la gente en las redes.

No sólo logró obtener lo suficiente para mudarse a un nuevo departamento. También utilizó el resto de su dinero para apoyar a un amigo que se encontraba en mayores aprietos económicos.

“No lo puedo creer. Toda mi vida sufrí tratos injustos y ver que muchos me están apoyando se siente increíble. Gracias”, dijo Riley.

@livefreestudiosTIP YOUR DELIVERY FOLKS! #ubereatsdriver #notips #pandemic #homeless #helpme #fyp #deliverydriver #delivery♬ original sound – Riley Elliot


Es un verdadero alivio saber que una persona tan trabajadora y dedicada como Riley ha logrado recibir la ayuda que tanto necesita. Son muchas las personas que se han visto terriblemente afectadas durante la pandemia y debemos procurar aportar nuestro granito de arena a todo aquel que lo necesite.

No te vayas sin compartir este testimonio para crear conciencia sobre el importante papel que están desempeñando los empleados de comida a domicilio en estos tiempos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!