A los 9 años es el mejor pagado en las redes ganando 30 millones de dólares con sus vídeos

Muchos niños actualmente ya no sueñan con ser médicos, policías o bomberos, ahora  quieren ser influencers con miles de seguidores en las redes. La realidad es que el marketing realizado por estos pequeños mueve varios millones de dólares al año.

Esta es la historia de Ryan Kaji, un niño quien, con tan solo nueve años de edad ha facturado la impresionante suma de casi 30 millones de dólares durante tres años consecutivos, convirtiéndose en el YouTuber mejor pagado de todos los tiempos.

Ryan también cuenta con la astronómica cantidad de 27.6 millones de suscriptores de sus videos de desempaquetado de juguetes en su canal Ryan’s World, que comenzó a funcionar en 2015, cuando solo tenía cuatro años.

El niño recaudó 29.5 millones de su canal de YouTube, así como alrededor de 200 millones de su propia gama de juguetes de la marca Ryan’s World. Además, firmó un contrato para su propia serie de televisión en el canal Nickelodeon, que se cree que le deja unos cuantos millones de dólares más.

En total, Kaji y su familia poseen cuentas en nueve canales diferentes en YouTube, e incluso decidieron modificar su verdadero apellido, Guan, por el apellido en línea de Ryan, Kaji.

Tan solo uno de los videos con la propuesta de Ryan, llamado Huge Eggs Surprise Toy Challenge, ha sido visto más de 2 mil millones de veces, lo que le valió un lugar en los 60 videos más vistos de la conocida plataforma digital. Sin embargo, la familia ahora ha sido acusada de no revelar adecuadamente cuándo se patrocina un video.

Estos anuncios, a menudo muestran alimentos poco saludables, dijo una queja de la organización de vigilancia Truth In Advertising. También existe la preocupación de que muchos padres no se den cuenta de la forma en que sus hijos están siendo influenciados por los anuncios pagados mientras ven este tipo de videos.

Alrededor del 9% de las imágenes producidas por Ryan ToysReview han incluido, al menos, una recomendación de un producto pagado dirigida a niños en edad preescolar, esto es, un grupo etario demasiado joven para distinguir entre un comercial y una reseña.

“Como niño influyente, las empresas están cortejando a Ryan para que juegue con el último juguete para que otros niños puedan verlo”, explicó Benjamin Burroughs, profesor de periodismo y medios de la Universidad de Nevada.

No obstante, el niño se ha convertido en una marca que incluso se está posicionado en grandes tiendas tales como Walmart, Target y Amazon, gracias al poder de su influencia. Realmente, algo impactante lo de este pequeño.

Por detrás de este prodigio del marketing digital se encuentra Jimmy Donaldson, mejor conocido con el seudónimo de Mr Beast. Tiene 22 años y ganó unos 24 millones con sus videos que lo muestran realizando acrobacias extremas. Todas estas ideas captadas por su cámara de video cuestan unos 10 millones de dólares cada una.

“Las ideas seguirán volviéndose más locas y él seguirá gastando grandes cantidades de dinero para mejorar la calidad de la producción”, dijo el gerente de Donaldson, Reed Duchscher.

Según el Global Trust in Advertising Report 2015, el 83 por ciento de los consumidores confían en las recomendaciones de amigos y familiares y el 66 por ciento en las opiniones que postean otros usuarios. Sin duda, la mercadotecnia siempre será tema de debate.

Aunque sea difícil de creer, el hecho de que un influencer nos recomiende un determinado producto nos sugestiona a terminar comprándolo. Total, si esa persona que seguimos nos dice que es bueno, funciona bien y le ha dado buen resultado, ¿por qué no probarlo?

El caso de este pequeño que a su corta edad ha tenido ganancias tan extraordinarias da mucho de qué hablar. Compártelo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!