A los 70 años pierde su casa y se queda viviendo en su auto junto a sus 2 perritos

La vida de Lynn Schutzman, una ex farmacéutica de 70 años, cambió para siempre gracias a un par de extrañas que decidieron voltear la mirada hacia su necesidad y hacer algo para ayudarla.

Después de vivir por años en un pequeño automóvil junto a sus dos perritos, la mujer ha encontrado un nuevo hogar.

Para los que piensan que las noticias en las redes no sirven de nada, seguro cambiaran de opinión al saber esta hermosa explosión de generosidad.

Dos amigas acudieron a las redes y preguntaron en un grupo público de su vecindario acerca de una mujer que vivía en la calle.

“¿Alguien sabe algo sobre la anciana con 2 perros que recientemente ha estado viviendo en su automóvil debajo de la parte cubierta del estacionamiento de Target?”, escribió Jennifer Husband-Elsier a través de la aplicación Nextdoor.

Jennifer y su amiga Melissa Akacha se acercaron al auto de Lynn en el mes de abril y descubrieron su trágica historia. La anciana vivía en las calles desde hacía años, tras la muerte repentina de su esposo ella enfermó y adquirió una gran cantidad de deudas médicas.

Incapaz de solventarlas terminó por perder su casa, así que decidió mudar algunas pertenencias a su automóvil y allí comenzó su vida en la calle, en compañía de sus dos perritos.

Lyn no calificaba para una vivienda asequible y se rehusó a vivir en un refugio para personas sin hogar, pues no le permitían llevar a sus perritos y estos eran su única familia.

Tras conocer la historia, las damas decidieron ayudarla y cancelaron un hotel para que la anciana tuviera un techo y más comodidades.

Pero ellas no podían solas con el asunto, así que decidieron recurrir a la nobleza de su comunidad.

La señora Lynn tiene un pasado de reconocimiento en el campo de la farmacología, así que muchas personas se sintieron conmovidas al saber la situación por la cual había atravesado por años.

“Hablé con la policía y me dijeron que había estado viviendo así durante más de 2 años en diferentes áreas. Es un escenario horrible. Realmente, realmente trágico”, dijo Jennifer.

Después de la publicación hecha por Husband-Elsier y Akacha, otros vecinos se sumaron a la causa y ayudaron a la anciana con ropa, cobijas, comida para ellas y para sus mascotas. Sin embargo, decididas a hacer algo más por la farmacéutica, las mujeres iniciaron una campaña de GoFundMe.

Sólo diez días después, se había recaudado el dinero necesario para alquilar un apartamento para Lynn. Sumado a esto, un grupo de voluntarios decidió colaborar con la pintura y decoración del espacio para hacer del lugar un apartamento cómodo.

La nueva residencia de la mujer luce lámparas y muebles que fueron completamente donados.

El alquiler ha sido cubierto por un lapso de dos años y ahora Lynn ha encontrado a una nueva familia que la visita constantemente y se asegura de que esté bien.

“Sé que Lynn nos necesitaba. Ella necesitaba amistad y amor y personas que se preocuparan por ella. Aprendimos que también necesitábamos a Lynn. Esta oportunidad también nos ha dado amor y amistad y ha restaurado nuestra fe en la humanidad”, Husband-Elsier escribió en una publicación en NextDoor.

Para la mujer que perdió todo, encontrarse con Jennifer y Akacha fue un verdadero milagro.

“Sólo quiero que la gente se dé cuenta de que esto le puede pasar a cualquiera. Tenía un buen trabajo. Tenía una buena jubilación pero me enfermé y el seguro de salud sólo cubre una parte.

No tengo hijos. No tengo familia. No tenía a quién recurrir. A veces, ya sabes, sólo la amabilidad de los extraños marca la diferencia en la vida de alguien”, dijo Lynn Schutzman.

Esperemos la vida se encargue de retribuirle en bendiciones todo lo que estas mujeres y los demás voluntarios hicieron por la noble anciana. En ocasiones para muchos es más fácil seguir de largo ante las problemáticas ajenas pero esto no aplicaba para Jennifer y Akacha.

Por favor comparte esta nota y ayúdanos a hacer viral esta grandiosa historia. Que el ejemplo de estas mujeres sirva de inspiración y despierte otros actos de generosidad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!