A los 29 años usa pañales, se comporta como un bebé y se queja por no conseguir empleo

Son muchas las personas que se encuentran con un gran dilema existencial a la hora de decidir el estilo de vida que quieren asumir, este de una u otra forma se convierte en su carta de presentación y serán apoyados por unos y rechazados por otros.

No podemos negar que en este mundo tan diverso hay de todos los estilos, sin embargo, hay uno más peculiares que otros.

El  hombre es de West Virginia, Estados Unidos.

Tal es el caso de Damien Turner, un joven de 29 años de edad que ha hecho público el estilo de vida que ha decidido vivir. Quiere actuar como un bebé y llevar pañal todo el tiempo.

Si bien esto ha trascendido en su etapa como adulto ocasionándole varios problemas, ha encontrado su mayor refugio y consuelo en la Comunidad Adultos que aman los pañales de bebé (ABDL) por sus siglas en inglés.

La universidad de California rastrea el origen de esta conducta en los años 70.

Su gran fascinación le ha ocasionado grandes problemas, no puede conseguir trabajo porque sus jefes no están de acuerdo que asista a trabajar en pañales.

Tras el creciente rechazo de las empresas por su estilo de vida, Damien ha hecho pública su situación para denunciar la discriminación a la que se inmerso cada vez que intenta encontrar un trabajo.

“Tener un trabajo estable es difícil. Estoy constantemente encontrando y yéndome de trabajos. A veces mis jefes encuentran mis fotos en Internet, o simplemente no pueden entender que lleve un pañal y esté actuando en plan infantil en mis puesto de trabajo”.

El joven destaca que muchas veces se le acusa de ser infantil, su decisión no solo ha afectado la parte laboral, muchas de sus amistades se han alejado. Sin embargo, él se mantiene firme y no quiere cambiar su forma de vivir.

Asegura que la comunidad ABDL lo recibe con los brazos abiertos y que usar pañales ha cambiado su vida. Damien comenta:

“Los pañales son muy útiles, cómodos. Es un estilo de vida bueno y no quiero hacer nada más. Vestirme y comportarme como un bebé me da una sensación de calma y me relaja, es como si volviera a la época de la guardería, sin una preocupación en el mundo”.

Para Damien el mayor reto que ha tenido que enfrentar es la inestabilidad laboral, si bien ha desempeñado varios trabajos, y en todos ha hecho público su estilo de vida, siempre lo terminan despidiendo.

Comenta que en su adolescencia era todo mucho más sencillo, si bien al principio le mintió a sus padres, terminó confesándoles lo que más le apasiona.

“Siempre he querido hacerlo desde que era un niño. Desde los 16 años comencé a llevarlos de manera permanente, incluso les mentí a mis padres diciéndoles que tenía un problema de incontinencia y tenía que llevarlos. Al final, les dije la verdad. A ellos no les importa”.

Hasta la fecha el joven continúa buscando trabajo deseando pertenecer a una empresa que respete sus decisiones.

Por suerte, cuenta con el apoyo de los miembros de su comunidad quienes al igual que él se resisten a dejar su pasado e insisten en recrear la primera infancia que parece no haber terminado nunca en su vida.

No te vayas sin antes compartir esta compartir esta historia en tus redes y déjanos saber tu opinión acerca de este curioso comportamiento.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!