A los 22 años termina su carrera universitaria con su abuela graduándose con honores

Melody Ormond, una joven de 22 años de Chattanooga, en Tennessee, Estados Unidos, celebra su graduación por partida doble.

La joven está realmente feliz de culminar la carrera universitaria junto a su amada abuela de 75 años. Nunca es tarde para aprender y mucho menos para cumplir los sueños.

Esta nieta siempre ha sido muy cercana a su abuela, pero esta experiencia las unió más aún.

Pat Ormond se jubiló en 2017 y comenzó a aburrirse mucho por estar en casa sin hacer nada, por lo que su nieta Melody le propuso inscribirse en la universidad junto a ella.

Inicialmente no estaba muy convencida de hacerlo, pensó que estudiar a su edad podría ser algo complicado, sin embargo, el apoyo de su nieta la ayudó a tomar la decisión.

“Me dio el empujón cuando lo necesité, no podía haberlo hecho sin ella”, dijo la abuela.

Melody conoce muy bien a su abuela y sabe que siempre le ha gustado aprender cosas nuevas, por eso, aunque estaba insegura e indecisa por inscribirse en la universidad, su nieta no dudó en animarla y apoyarla en todo momento.

A Pat siempre le ha interesado la arqueología y decidió especializarse en antropología. Por otro lado, Melody aplicó para psicología.

Las dos habían elegido carreras diferentes y no se encontraban mucho en el campus de la universidad, pero Pat hizo amigos, tanto jóvenes como mayores. Estaba muy feliz y agradecida.

“Parte de la forma en que la convencí fue que le dije que, como matriarca tenía la responsabilidad de seguir inspirándonos a nosotras, a todas las demás mujeres de la familia”, dijo Melody.

Después de estudiar enfocadas y consistentemente durante más de tres años ambas se graduaron con honores.

La Universidad de Tennessee celebró con una ceremonia en la que no se permitieron invitados cumpliendo con las medidas de seguridad de la pandemia. Sin embargo, para ellas no fue un problema porque se tenían la una a la otra.

“Nana” como le dicen sus nietos, reveló con mucho orgullo que algunos estudiantes de distintos años le preguntaban extrañados por qué iba a la universidad, ella simplemente les decía que se le dio la oportunidad de recibir educación y no dudó en tomarla.

La abuela dijo que había varias personas mayores en el campus porque para los estudiantes de 65 años o más la Universidad de Tennessee cobra 70 dólares por semestre.

Para Pat esto fue un cambió total porque ella siempre colocó a sus hijos y nietos como su prioridad.

Comparte la emotiva historia de esta abuela y su nieta, quienes no solo han estado unidas en su graduación, sino que siempre se acompañan en su vida cotidiana.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!