La joven de 21 años que luchó por su vida sola en otro continente logra ganar la batalla

Vivir la vida con antecedentes de cáncer es algo único para cada persona. Sin embargo, hay un denominador común para la mayoría de ellas: la vida es diferente después de la enfermedad. No todas las personas que tienen antecedentes de cáncer se identifican con la palabra “sobreviviente”, por varias razones.

Por ejemplo, es posible que simplemente se identifiquen más con ser una persona que está lidiando con el cáncer todos los días y no se consideran sobrevivientes, sino más bien alguien que “vive con cáncer”.

Valeria Guerrero llegó a Colombia procedente de Rusia donde se encontraba estudiando Medicina y le fue diagnosticada la enfermedad. Tras varios meses de tratamiento en una clínica de Barranquilla, hoy la joven afortunadamente está a un paso de vencer al mortal linfoma de Hodgkin.

Valeria Guerrero ha vivido valientemente un proceso largo

“Se decide rápidamente iniciar tratamiento de quimioterapia de primera línea. Se hace el pedescam, que es la estratificación de imágenes, y se verifica que la enfermedad no está presente, lo cual es de muy buen pronóstico”, dijo José Marún, internista y médico tratante de Valeria en la Clínica General del Norte.

La joven, de apenas 21 años de edad, hoy ve con ojos de esperanza junto a su familia la posibilidad cierta de su inminente recuperación. Martha Storino, la madre de Valeria aseguró que, gracias a la “divina voluntad y misericordia” de Dios, “todas las cosas están saliendo bien” y “están fluyendo”.

“Quiero darle las gracias primeramente a Dios, como dice mi mamá. Fue bastante desconcertante todo lo qué pasó. Yo no tenía muy claro qué era lo que venía y lo que iba a pasar”, afirmó la joven.

Sin embargo, a pesar de su franca mejoría, la futura cirujano deberá seguir recibiendo un tratamiento especializado y reevaluar los resultados cada cierto tiempo, una vez terminado el mismo.

“Una vez terminada la quimioterapia, se debe revaluar otra vez, por imágenes, cómo está la enfermedad, para verificar si definitivamente desapareció. Si es así, se hacen controles por lo menos durante cinco años”, explicó el doctor Marún.

La valiente y aguerrida Valeria afirma que su mayor deseo es continuar la carrera de Medicina en Rusia, donde fue enviada por el gobierno de su país gracias a una beca obtenida por ser una destacada estudiante.

Como dato adicional, en Rusia, cerca del 53 por ciento de los enfermos oncológicos logra salvarse. Incluso, cuando se detecta en sus primeras etapas, el porcentaje de casos en los que el paciente se cura asciende hasta el 98 por ciento

Ganarle la batalla al cáncer es una tarea titánica. Las estadísticas son, a primera vista, poco esperanzadoras. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer es una de las principales causas de mortalidad: cada año fallecen más de ocho millones de personas y está previsto que durante los próximos 20 años la incidencia de esta enfermedad aumente.

Comparte esta historia con tus seres más queridos, porque si algo nos queda claro hoy más que nunca es que, ante las estadísticas y los avances en Medicina, la única cura conocida para vencer al cáncer es la prevención y un diagnóstico oportuno.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!