A los 17 años finalmente es adoptada tras pasar una década soñando con tener una familia

El 25 de septiembre tuvo lugar una adopción verdaderamente especial. Katie Holstein se convirtió oficialmente en la madre de un hermoso bebé llamado Thomas y de una adolescente de 17 años llamada Akyra.

El caso de la joven resultó realmente sorprendente ya que rara vez los niños de más de 3 años de edad consiguen familias interesadas en adoptarlos. Akyra estaba a tan sólo un par de años de convertirse en adulta sin contar con el apoyo de alguien a quien llamar sus padres.

Todo esto cambió cuando conoció a Katie. Esta amorosa mujer ha trabajado durante años brindando cuidados de relevo a niños sin hogar. Cada cierto tiempo, las familias que brindan hogar temporal a un niño huérfano, necesitan descansar por un corto período y es entonces cuando personas como Katie se hacen cargo.

Cuando conoció a Akyra pensó que estaría a cargo de ella por tan sólo unos días, pero hicieron una conexión tan especial que un tiempo después comenzó el proceso para adoptarla formalmente.

El hermoso bebé Thomas había estado bajo el cuidado de Katie al mismo tiempo que Akyra. Había sido un bebé prematuro con muchos problemas de salud y necesitaba mucha atención para lograr crecer sano y fuerte.

La cariñosa adolescente le brindó todos los cuidados del mundo y Katie no tardó en darse cuenta de que estaba destinada a ser su hermana mayor. La hermosa ceremonia de adopción ha dejado a muchos reflexionando sobre el enorme valor de la familia y todo el amor que necesitan los niños y los jóvenes que por alguna razón no cuentan con el apoyo de sus padres.

Akyra ha pasado la mayor parte de su vida sin un sistema de apoyo, pero ahora contará con el amor de una de las familias más especiales del mundo.

“Pasó años y años sin una familia pero de todas formas abrió su corazón y nos permitió que le brindáramos amor”, dijo Katie, su nueva madre.

No hay dudas de que la valiente Akyra es una de las personas más fuertes que existen. Pasar tantos años sin contar con un lugar seguro ni con una verdadera red de apoyo, es algo por lo que ningún niño debería pasar.

A pesar de todo esto, ella supo seguir adelante y ahora celebra por todo lo alto que finalmente tiene una madre amorosa.

¿Qué opinas de esta inspiradora adopción? Ojalá todos los niños en búsqueda de un hogar contaran con la misma suerte de Akyra y Thomas. ¡Comparte!