A los 16 años deja la escuela y gana 500 mil euros jugando vídeo juegos con apoyo de su madre

El sueño de muchos jóvenes es pasar el día entero jugando videojuegos. Esto no siempre es posible ya que deben cumplir con sus deberes, ir a la escuela y muchas otras cosas.

Enlaces patrocinados

Sin embargo, existen casos como el de Benjy Fish: un chico de 16 años de edad que cuenta con el apoyo completo de su madre para abandonar la escuela y dedicar las noches enteras a los torneos de Fortnite.

Desde que tenía 15 años, Benjy descubrió su pasión por Fortnite. Comenzó a pasar más de 12 horas jugando desde su casa en Sunbury y su madre no tardó en notar que esto podría afectar sus estudios.

A diferencia de la mayoría de los padres, Anne decidió que lo mejor sería contratar tutores privados para que el joven dejase la escuela definitivamente. El joven ahora estudia en casa y sus clases privadas son organizadas alrededor de su horario de torneos en Fortnite.

“Muchos de los torneos ocurren durante la noche así que empezamos a trabajar con tutores. Necesitamos ver a los jugadores como niños aspirantes a la actuación; ellos muchas veces son educados en casa”, dijo Anne.

En cuanto se dio a conocer la noticia, muchos comentaron fuertes críticas a la madre de Benjy. Anne está muy orgullosa de él y siente que su hijo tiene un futuro realmente prometedor en la industria de los videojuegos.

Enlaces patrocinados

Benjy ya ha ganado más de 600 mil dólares y está ahorrando para poder comprarle una casa a su madre.

“Siempre he querido comprar una casa para mi familia. Mi papá perdió la vida cuando yo tenía meses y desde entonces hemos estado rentando”, dijo Benjy.

Antes de dedicarse a Fortnite, Benjy soñaba con convertirse en un deportista. Lamentablemente, una inesperada lesión en la rodilla terminó con esa gran meta y durante su tiempo de recuperación comenzó a jugar videojuegos.

Enlaces patrocinados

Desde entonces no ha parado y no tardó en convertirse en uno de los jugadores de Fortnite más exitosos en el mundo.

“Hay un enorme estigma sobre los niños jugando videojuegos y quiero luchar contra eso. Allí pueden aprender muchas habilidades importantes como liderazgo y trabajo en equipo”, aseguró Anne.

El mundo de los videojuegos es realmente mucho más grande de lo que parece a primera vista. No sólo hay jugadores profesionales como Benjy, sino que también hay entrenadores o personas encargadas de la gestión de los torneos.

“Sólo un pequeño porcentaje de niños que se dedican a esto logran convertirse en profesionales. Es similar a los jugadores de fútbol”, dijo Anne.

Sin embargo, muchos temen que este estilo de vida genere un impacto negativo en alguien tan joven; especialmente si esto significa dejar la escuela.

Enlaces patrocinados

¿Qué opinas de la decisión de la madre de Benjy? Cada vez son más las personas interesadas en seguir este estilo de vida. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!