“¡Tenemos nuestras propias camas!”: 7 hermanos son adoptados todos juntos antes de Navidad

Muchos niños esperan que su buen comportamiento del año sea el suficiente como para que Papá Noel se luzca con el regalo que han anhelado toda su vida. Pero ciertamente, no todos lo único que piden es tener un padre y una madre a quienes poderlos llamar “papá y mamá”, o tener una comida y un techo seguro cada día.

Parece de película, pero es lo que cientos de niños padecen cuando han perdido a sus padres o han sido abandonados, y ruegan al Cielo poder tener un hogar para siempre.

Es lo que sucedió con 7 hermanos que fueron separados después de que 2 de ellos fueran adoptados en abril, y finalmente el pasado 3 de diciembre, recibieron el mejor regalo de Navidad anticipado: los 7 fueron adoptados por la misma familia en un hogar definitivo.

Los pequeños habían permanecido 1035 días en diferentes hogares de acogida, hasta que finalmente fueron adoptados todos juntos.

Terri y Michael Hawthorn, de Arkansas, todavía no alcanzan a darse cuenta el gran acto de caridad que hicieron al decidir adoptar a los 7 pequeños.

Ellos confiesan que definitivamente no eran esos sus planes iniciales, habían decidido a acoger a 2 de ellos en su hogar de manera temporal, pero nada más.

“Nuestras primeras palabras fueron: OK, lo haremos por un par de años, pero no adoptaremos'”, dijo Terri.

La pareja acogió a los hermanos Korgen y Haizlee en abril, pero despúés de darse cuenta de todo lo que habían sufrido los hermanos tras pasar de una mano a otra en hogares de acogida, y en ocasiones sin un techo permanente, decidieron adoptarlos a todos.

“Se siente bien tener una familia en la que despertar cada mañana”, dijo Kyndal Hawthorn, uno de los hermanos.

Los niños realmente no podían creer que su sueño se hubiera hecho realidad y fueron ellos mismos quienes quisieron contar su historia a los medios para sensibilizar a otras parejas del gran bien que se puede hacer al adoptar.

Los pequeños no pudieron evitar emocionarse al pensar que finalmente podrán llamar “papá y mamá” a sus padres en esta Navidad… Y que tienen una familia de verdad.

Dawson, el hermano mayor, dijo sentirse tan bien de saber que no tendrán que ir a otro lugar.

Relataron lo difícl que fue su infancia, en la que les faltaban las cosas que algunas personas dan por sentado.

“Cuando llegué aquí dije: oh, Dios mío, tenemos nuestras propias camas”, dijo Layna.

“Las únicas veces que comimos fue cuando nuestros vecinos nos escabullían una bolsa de papas fritas”, agregó Kyndal. “No teníamos un abrelatas, y nos daban las latas que no sabíamos cómo abrir. Así que a veces simplemente no comíamos “.

Los Hawthorn dijeron que muchas personas les dijeron que siete hermanos eran demasiados para adoptar, pero siguieron adelante.

“Esto es una bendición, son una bendición. Todos los días, estos niños se despiertan y se ríen y se sienten felices, y ves las sonrisas en sus caras, eso es lo que hace que todo  valga la pena”.

“Esta ha sido la mejor Navidad que pude tener, sabiendo que tengo un padre y una madre”, dijo Kyndal.

Youtube

Aquí puedes ver un documental (en inglés) sobre la emotiva historia de la adopción de estos adorables hermanos:

Es totalmente conmovedor que una pareja se haya atrevido a dar el paso de darles una segunda oportunidad a estos pequeños. Se merecen toda la felicidad del mundo, y esta Navidad sin duda quedará grabada a fuego en sus corazones para siempre.

No te vayas sin compartir esta emotiva noticia con tus amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!