5 efectivos tips para deshacerte de las molestas manchas en el cuello de tus camisas blancas

La presentación personal es vital para complementar nuestras habilidades sociales o laborales, para triunfar en nuestro campo, sin importar nuestro estilo de vestimenta, se busca la pulcritud y el orden.

Una de las prendan que suelen ensuciarse con mayor facilidad y que nos dan dolor de cabeza al querer blanquearlas y despercudir son las camisas, específicamente en la parte del cuello, allí es donde se aloja el sudor de toda una jornada de trabajo y obviamente el sucio también.

A continuación, te traemos sencillas opciones para quitar las manchas del cuello de tu camisa que lamentablemente los ciclos de lavado de nuestras lavadoras no logran desaparecer.

¡Manos a la obra!

Opción 1: Utilizar desengrasantes

Los desengrasantes son excelentes para quitar las manchas, puedes comprar el de tu preferencia, la misma presentación que usas para el resto de tu hogar, incluso varios detergentes lavaplatos, especialmente los líquidos, son funcionales.

Toma el desengrasante que elegiste, coloca un poco en la mancha y después con un cepillo limpio y suave, (puede ser del tamaño de un cepillo dental) vas frotando en la mancha hasta que se reduzca.

Elige el producto que más te convenga, después aplica con un cepillo limpio hasta que la mancha disminuya; después dejas en remojo la camisa por un período de tres a cinco minutos y ya puedes lavar tu camisa a mano o con la lavadora; en caso de que la mancha persista, repite el proceso.

No olvides asegurarte de que el desengrasante no cause daño en tu ropa, comprueba antes en un pequeño pedazo de tela o trapo antes de aplicarlo a tu camisa.

VER TAMBIÉN:  ¡ALERTA! - Encuentran materia fecal en bebidas de famosos restaurantes de comida rápida

Opción 2: Vinagre

El vinagre blanco es muy efectivo en esta situación, pero necesitas dos cucharadas en una taza de agua para después aplicarlo en la mancha; con un cepillo con cerdas suaves restriegas de forma circular y dejas reposar por 30 minutos, después enjuaga con agua.

Opción 3: Bicarbonato

El bicarbonato ayuda en el blanqueamiento de las zonas de nuestra piel que se tornan más oscuros y así mismo funciona con nuestra ropa. Cuatro cucharadas de bicarbonato y ¼ de taza con agua, aplicas la mezcla sobre la mancha, restriegas la parte manchada hasta quitarla y listo.

Opción 4: Champú

¿Te sorprende? A nosotros también, el champú no solo limpia tu cabello, tu ropa también; sin embargo, no todos los champús son funcionales para quitar las manchas, asegúrate en tener un champú para cabello graso, estos son ideales porque logran esparcir el sudor y la suciedad.

El proceso es igual de sencillo, aplica una pequeña cantidad de champú directamente sobre el cuello de la camisa y deja que haga efecto por un intervalo de tiempo de 15 a 30 minutos, después lava la camisa como siempre y listo.

Opción 5: Jugo de limón y mezcla de sal

No, no estamos dándote una receta para un margarita, sino que también es una combinación increíble para desparecer las manchas. El ácido del jugo de limón es perfecto para quitar la grasa y las manchas, solo debes mezclarlo con sal.

Debes exprimir el limón directamente al cuello de la camisa hasta que quede húmeda la zona de la mancha, colocas una cucharada de sal y con tus dedos o un cepillo de cerdas suaves frotas encima de la mancha hasta que desaparezca.

VER TAMBIÉN:  Lo multaron por llevarse de vacaciones a su hijo y así quiso "vengarse" de las autoridades

Recuerda que el limón funciona como blanqueador, esta opción no funciona para prendas de colores.

theshirtcollar / Tu Hogar

¿Ves? ¡Es sencillo y práctico! Esperamos que estas técnicas fáciles de aplicar sean útiles y no existan más prendas percudidas en tu armario.

¡Comparte este útil consejo con tus amigos!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!