Condenaron a los jóvenes que golpearon brutalmente a una anciana por una deuda de su hijo

Seguramente recuerdas el desgarrador caso de la agresión a la anciana de 64 años, Bárbara Dransfield, quien recibió brutales golpes por una pareja de jóvenes.

La mujer sufre una discapacidad: tenía una pierna ortopédica y andaba en silla de ruedas.  Fue agredida con un bate de béisbol, destrozándole completamente el rostro. Actualmente la anciana todavía se encuentra rehabilitándose del fatal incidente.

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR SENSIBILIDADES

Nathan Clark y Stephen Mortin, dos jóvenes ingleses, han sido condenados a 37 años de prisión por golpear a la víctima. Los golpes a la mujer de 64 años ocasionaron la fractura de varios huesos de la cara y le provocó un estado de coma por más de dos semanas.

Los jóvenes habían atacado a la mujer porque su hijo les debía 114 euros por concepto de droga y llevaban varios días buscándola.

Nathan Clark, el joven de 24 años, que aceptó lo ocurrido, ha sido condenado a 19 años y a Stephen Mortin, el otro acusado de 23 años, lo han condenado a 18 años de prisión.

La mujer que todavía sufre las secuelas del ataque asegura: “Pensé que iba a morir”. Los jóvenes habían irrumpido en su casa en Ashton-under-Lyne, Greater Manchester.

Estaban equipados con un cuchillo y un bate de béisbol, herramientas que les permitieron provocar semejantes heridas, ocasionando ese “dolor insoportable” para la anciana mujer.

Días previos al ataque enviaron a Daniel, el hijo de la víctima, una serie de mensajes amenazantes, entre los que se podía leer: “Vamos a por tu madre”.

Dransfield, cuyas heridas todavía no están curadas en su totalidad, a pesar de haber pasado un año ya desde el desagradable episodio, sollozó mientras contaba lo ocurrido a la audiencia de la corte.

VER TAMBIÉN:  Las 12 enfermedades que ni siquiera los mejores médicos han logrado curar

Todo lo que querían era dinero, dinero, dinero. Yo les dije que no tenía nada, pero me golpearon igual, dijo Bárbara.

“El más joven fue quien me golpeó con un bate de béisbol y el otro amenazó con cortarme si no le daba dinero, porque eso es lo único que querían, dinero”, añadió la señora Dransfield.

Tras la terrible agresión, la víctima presentaba una fractura de cráneo. Además, los atacantes echaron sal a la herida mientras robaban utensilios de pesca y una pequeña cantidad de dinero.

The Sun

Este tipo de agresiones y abusos no deberían existir en nuestros días. Queda comprobado que la ambición por el dinero y las drogas pueden llevar a las personas a realizar acciones de las que se pueden arrepentir y marcar a personas inocentes de por vida.

Nos consuela saber que los culpables pagarán por su delito, es necesario que este tipo de actos no queden impunes, ¡compártelo con tus amigos!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!