10 razones por las que los peluqueros caninos merecen cobrar más dinero por su trabajo

Los peluqueros caninos muchas veces son subestimados, en algunos casos reciben quejas por el precio del servicio que ofrecen. Pero hay 10 razones por las que ellos sí merecen cobrar más que aquellos que estudian esa profesión para atender a personas.

Todos los que tengan bajo su cuidado a algún perrito coincidirán en que algunas veces el servicio de estilismo para sus mascotas resulta más costoso que el que deben pagar cuando ellos mismos van a una peluquería o barbería

Esta puede ser una gran ironía para muchos. Sin embargo, la dueña de la peluquería canina Laura Gedgaudaite con sede en Copenhague, cansada de las quejas de sus clientes ha publicado una hilarante lista que explica muy bien la razón de esta contradicción.

peluqueros

Sólo hay que leer el top 10 de motivos por los cuales su trabajo es mucho más complejo y físicamente más exigente que el peluquero promedio, como para entender la razón del incremento en el costo del servicio que ofrecen.

¡Empecemos!

1.- Tu peluquero no limpia más que tu cabeza

Si corres con suerte, cuando vas por un corte de cabello tu peluquero puede que te aplique algún champú y masajee tu cabello durante el lavado pero ¡Ni en sueño! Aplicará un champú por todo tu cuerpo como debe hacerse con una mascota, incluso en partes de su cuerpo que no son agradables de asear.

2.- No pasas ocho semanas sin lavarte o cepillarte el cabello

Con este argumento se nos cae la cara de la vergüenza, pues ciertamente muchos dueños esperan que sus mascotas estén bastante peludas y sucias como para llevarlas al peluquero. Esto sucede más con los perros ya que los gatos saben hacer este trabajo por sí mismos.

3.- Tu peluquero no vela por su salud e higiene

Tu peluquero no tendrá que acercarse a partes delicadas de su cuerpo con tijera en mano, cosa que sabemos debe hacer un peluquero canino. Estos deben podar esa zona pequeña y localizada de cada perrito.

4.- Tu peluquero no te limpia los oídos

Este es otro servicio exclusivo para los consentidos de la casa. Todos queremos recibir a nuestros perros con sus oídos limpios y libres de cualquier animalito.

5.- Tu peluquero no te quita lagañas de los ojos

Muchas razas de perros tienen sus conductos lagrimales hiperactivos, por lo cual producen mayor secreción de lo habitual. Sabemos que la primera impresión es esencial y si alguien recibe a su mascota con la zona de los ojos sucia, seguro se molestará por el mal servicio pero ¿Realmente valoramos su limpieza?

6.- Te sientas tranquilo y derecho para tu peluquero

El mundo de la peluquería canina es una constante lucha con la mascota para intentar mantenerlo quieto. Ninguna persona llega con su peluquero para girar en la silla, sacudirse o ladrar mientras recibe su corte. No, a menos que se trate de un niño.

7.- Su corte de pelo no incluye una manicura o pedicura

La persona que desee un servicio de manicura o pedicura tendrá que pagar un monto extra e, incluso, ir a un local diferente en algunos casos.

Sin embargo, los peluqueros caninos no pueden negarse a limpiar las patitas de su cliente.

8.- Tu peluquero sólo lava y corta el cabello en tu cabeza

Tu estilista no tiene ningún otro lado hacia dónde mirar y está claro del servicio que debe ofrecer. De forma contraria, un peluquero canino debe lidiar con diferentes zonas y brotes de pelo en algunas partes más sucio o enmarañado que en otros.

9.- Nadie muerde ni rasca a los peluqueros

Si se te ocurre morder a tu peluquero seguro serás tratado como un desadaptado y tu entrada al lugar estará prohibida.

Pero un peluquero canino no podrá quejarse con nadie en caso de que algún cliente asustado se salga de control. Más de uno ya está acostumbrado a recibir esta clase de tratos.

10.- La probabilidad de que hagas caca en tu peluquería es bastante escasa

A menos que pidas el aseo prestado, estamos seguros de que nadie dejará su caca para que su estilista la limpie. Algo que debemos reconocer resulta incontrolable cuando se trata de un peludo de cuatro patas.

Después de esta curiosa pero certera lista, seguro pensarás dos veces antes de quejarte o pedir un descuento en la peluquería de tu mascota.

Sabemos que en ocasiones el servicio puede parecer costoso, pero tras mirar a detalle todo lo que esto implica posiblemente pagues con más satisfacción.