Tener un trabajo intenso y llevar una vida saludable es posible

En ocasiones es complicado encontrar un momento para ejercitar nuestro cuerpo, pasamos muchas horas sentados frente al monitor de la computadora, y esto al final puede tener consecuencias negativas para nuestra salud.

Estos ejercicios son fáciles de hacer aún estando en tu oficina, porque son discretos y no necesariamente debes distraerte de tus actividades diarias para hacerlos, sin embargo tu cuerpo lo va a agradecer infinitamente.

Healty holistic living

1. Elevar las piernas

Este ejercicio puede hacerse al estar sentada. Para empezar, necesitas es adoptar una postura correcta.

1 Apunta los dedos del pie hacia enfrente, extiende las piernas, debes mantenerlas ligeramente elevadas

2. Puedes hacerlo con ambas piernas a la vez o solo una a la vez, haz repeticiones de 10 segundos para cada pierna o 20 para ambas.

2. Activar los bíceps

Puedes trabajar los brazos, intercalándolos y seguir trabajando

  1. Sostén una botella llena con agua con la palma hacia arriba
  2. Baja la botella a tu muslo, dobla el codo y posteriormente eleva tu mano hasta el hombro
  3. Haz 15 repeticiones en cada brazo

3. Activar pies

  1. Eleva los talones hasta que tu pie quede sobre las puntas de tus dedos, solo ten cuidado de que estos no se doblen.
  2. Haz 30 repeticiones con ambos pies y después 15 repeticiones para cada pie.

4. Estiramiento de muñeca

Quizá no lo notes pero ellas también necesitan de un poco de ejercicios, luego de estar muchas horas sujetando el mouse o realizando movimientos monótonos.

  1. Extiende ambos brazos con las palmas de cada mano hacia adelante
  2. Con una mano vas a tirar de los dedos de la otra
VER TAMBIÉN:  17 casos en los que un simple corte de cabello transformó a estos hombres en "príncipes azules"

5. Activar músculos del cuello

Este ejercicio te ayudará a aliviar la tensión acumulada en el cuello, además que o requiere de mucho esfuerzo.

  1. Sentado, toma una postura recta y correcta, ahora inclina la cabeza hacia adelante
  2. Gira lentamente la cabeza hacia la derecha y mantén así durante 15 segundos, regresa al centro y de gira ahora a la izquierda
  3. Realiza al menos 10 repeticiones de cada lado.

6. Estirar la espalda baja y relajar músculos

Usualmente esta parte de la espalada es la que más se ve afectada por permanecer muchos horas sentado, pero con estos simples ejercicios lograrás aliviar la tensión muscular que se acumula en la espalda baja.

  1. Mientras estás sentado, debes abrir las piernas para que queden al mismo nivel de tus hombros y luego baja la cabeza.
  2. Para alcanzar mayor profundidad en este ejercicio puedes intentar con entrelazar los dedos de la mano en tu espalda y empujarlos hacia arriba.

7. Toca los dedos de tus pies

Colócate de pie y trata de tocar tus pies con los yemas de los dedos, mantén esta postura durante 10 o 30 segundos. No hay problema si no logras tocar tus pies en el primer intento, la constancia te hará más flexible.

8. Flexiones

  1. Inclínate sobre su escritorio, manteniendo los pies apoyados en el suelo.
  2. Coloca las palmas de tus manos en la superficie de la mesa y baja lentamente tu cuerpo hacia abajo.
  3. Inclínate hasta que su pecho toque la mesa. Debes repetir tantas como repeticiones como puedas. Esto ayuda a la aliviar la tensión de músculos en la espalda y los brazos.
VER TAMBIÉN:  La conocen por sus "manos gigantes" y en medio del dolor ha logrado superar las adversidades

9. Junto a una pared

Este ejercicio tiene dos beneficios, no solo te ayudará a ejercitar los músculos de las piernas, sino también de los glúteos.

  1. Junta toda tu espalda a una pared resistente, ahora dobla las rodillas tal y como si estuvieras sentándote en una silla invisible.
  2. Asegúrate de que tus muslos estén paralelos al suelo, mantén esta postura durante 60 segundos.

10. Crunches sentada

Antes de realizar este ejercicio, asegúrate de contar con un asiento estable.

  1. Dirígete hasta el borde de tu asiento y coloca los brazos sobre los reposa-brazos
  2. Mantén la espalda recta y lentamente, lleva las rodillas hacía tu pecho
  3. Intenta acercarlas a tu pecho lo más que puedas y un sostén esta postura durante algunos segundos.
  4. Repite este ejercicio al menos 10 veces, entre más veces lo intentes, mejores resultados obtendrás.

Son ejercicios simples, no te toman mucho tiempo pero los beneficios en tu cuerpo pueden ser muy grandes, además de que ayudan a quitar la tensión muscular en zonas específicas.

Comparte esta información que seguro les será útil a muchos de tus compañeros de oficina.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!