«Yo quiero ser doctor» – Dos hermanitos suplican ayuda porque no tienen Internet para estudiar

Para nadie es un secreto que la pandemia le ha cambiado la vida a todo el mundo, no solo la salud y la economía son los sectores afectados, el sistema educativo también ha tenido que reestructurar y reacondicionar sus actividades sustituyendo la modalidad de estudio presencial por las clases a distancia.

A simple vista, esto puede suponer un avance, sin embargo, los estudiantes de menos recursos son los más afectados porque no cuentan con las herramientas necesarias para cumplir con la «asistencia» a clases y la realización de las tareas escolares a través de Internet.

La historia de los hermanitos Gian Carlos y Bryan Cortés es la misma de muchos otros niños que desean estudiar y cumplir con sus deberes, pero no pueden hacerlo.

Gian Carlos y Bryan viven en una invasión de uno de los barrios más marginados de Cali, en ese sector de la capital del Valle del Cauca, Colombia.

Esta es una zona rural, sin embargo, antes de la pandemia los niños asistían a la humilde escuela donde recibían sus clases. A pesar de las precarias condiciones en las que viven, todos sueñan con terminar sus estudios y salir adelante logrando todos sus sueños.

Uno de estos pequeños quiere ser médico para salvar muchas vidas.

Ambos niños quieren estudiar para ayudar a su mamá, quien desde hace años se dedica a la recolección de desperdicios y con eso mantiene a sus hijos.

Tanto Gian Carlos, como Bryan quieren estudiar para sacar a su mamá del barrio donde viven e ir a un lugar mejor.

“Yo quiero ser doctor, quiero curar gente”, dijo uno de los niños que vive en la invasión.

El mayor de ellos dijo que ahora no tiene cómo conectarse ni hacer sus deberes porque el teléfono móvil que tenía su mamá estaba muy viejo y se terminó dañando.

Esta familia, especialmente los niños piden ayuda para que seguir estudiando y prepararse para un futuro mejor.

Según información local, al menos hay 150 niños que habitan en una invasión del barrio Aguablanca, oriente de Cali.

Es lamentable que estos niños pierdan sus estudios por no tener las condiciones económicas que les permitan acceder a un derecho universal que debe estar al alcance de todos.

Realmente son muchas las historias que se han dado a conocer de situaciones muy similares a la de estos hermanitos durante la pandemia.

Comparte la historia de Gian Carlos y Bryan, quienes hoy quieren alzar su voz para que sean escuchados por las autoridades y reciban la ayuda que necesitan para salir adelante.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!