Una niña de 3 años se convierte en la paciente más joven del mundo con cáncer de mama

El pasado mes de marzo Yanyana, de 3 años fue trasladada al hospital por su madre notó manchas rojas y pegajosas en su camiseta que aparecían durante varios días

Pero no fueron precisamente esos síntomas los que angustiaron a la madre, poco después ella notó un bulto que se movía en su pecho izquierdo así que decidió ir a urgencias para los médicos especialistas evaluaran su caso.

Después de muchas pruebas, finalmente descubrieron lo que le ocurría a la niña y se quedaron sin palabras, porque no habían visto a una paciente tan joven de esa enfermedad.

Los médicos diagnosticaron a la niña cáncer de mama, se convirtió en la persona más joven en tener esa enfermedad, la menor, de China, fue atendida en el hospital Nanjing, en la provincia de Jiangsu.

Todos se quedaron desconcertados al descubrir lo que revelaban las pruebas, nunca se había presentado el caso de una niña de tres años que sufriera esta enfermedad.

El equipo de especialistas que trataron a la niña acordó un método para extraer el bulto preservando las glándulas mamarias para que no tuviera problemas durante su desarrollo.

Tang Jinhai, especialista en cáncer de mama del hospital de Jiangsu, fue el encargado de realizar el procedimiento quirúrgico.

Lo primero que hizo durante la cirugía fue retirar del seno de la paciente el tejido que tenía células cancerígenas, tomaron una muestra del gnaglio linfático para realizar una biopsia.

A través del examen comprobaron que no había malignidad, afortunadamente el cáncer no se había extendido a otras partes del cuerpo de la paciente así que no era necesario que los médicos cortaran más tejidos.

VER TAMBIÉN:  A Dishani la abandonaron en la basura cuando tenía días de vida y así cambió su destino

Finalmente, Yanyana recibió el alta médica, se recuperó favorablemente y podrá tener una vida normal. Su caso ha sorprendido a millones de personas alrededor del mundo, y a la ciencia.

La menor superó el cáncer gracias al diagnóstico temprano de la enfermedad, su madre notó los síntomas y buscó ayuda de inmediato para comprobar las causas. De lo contrario, la pequeña podría haber tenido un pronóstico devastador.

Es importante aprender a reconocer cualquier cambio en el cuerpo que pueda ser un indicio de alguna enfermedad, no hay que subestimar el peligro de algunos síntomas. La detección temprana representa la oportunidad de salvar una vida.

chinadaily

Afortunadamente la niña está bien, se someterá a evaluaciones médicas anuales para garantizar que su estado de salud siga bien. Comparte esta impactante noticia en tus redes.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!