Viaja a visitar a un amigo y deja a su familia alarmada por su extraña desaparición en la playa

Pocas cosas en la vida son tan emocionantes como viajar y conocer un país nuevo. Sin embargo, cuando se visita un lugar como turista se debe tener sumo cuidado y no alejarse nunca del grupo con que se asiste, para evitar lo que le sucedió a un joven paraguayo que se perdió al confundir el nombre de una calle con una ciudad brasileña.

Luiz Fernando Lopes Núñez, de 21 años de edad, es residente de Caaguazú, una ciudad de Paraguay, y estuvo en Brasil por aproximadamente 15 días, para a visitar a un amigo que es diseñador de moda, de nombre Antonio Silvero de 35 años de edad.

El domingo pasado, 11 de octubre, los dos amigos salieron de São Paulo en una excursión con un grupo de unas 30 personas, para disfrutar del día soleado en la playa. En un instante, Antonio entró al agua con algunas personas y, cuando regresó a la arena, Luiz se había ido sin su bolso y sin su teléfono.

“Estaba en el agua con algunas personas del grupo. Se fueron y nos dirigimos al mar con otras cinco personas. Cuando regresamos, ya no estaba en la arena.

Ya no debe haber podido encontrar el lugar donde estábamos. No habla portugués en absoluto, solo español”, narró Antonio.

Tras la desaparición del joven, el grupo lo buscó por toda la playa y permaneció en la ciudad hasta las 10 pm, cuando tuvieron que regresar a São Paulo. En los últimos días, Antonio y su familia regresaron constantemente a la playa para intentar encontrar pistas sobre el paradero de Luiz.

Incluso Luiz fue buscado por su amigo en el Instituto Médico Legal (IML) de la ciudad, pero no había rastro alguno de su paradero. Su desaparición se registró en el 2º Distrito Policial de Praia Grande y fue investigada por la Policía Civil.

La única información que logró obtener Antonio fue que Luiz había sido visto en la playa de Vila Caiçara. Pero aún así no pudo encontrarlo.

Afortunadamente, tras 11 días, el joven fue encontrado la tarde del jueves 22 de octubre, después de haber viajado 326 kilómetros, hasta la ciudad de Santa Rita do Passa Quatro. Luiz tomó un autobús que pensó lo llevaría a una calle de São Paulo, con el mismo nombre que un municipio.

Fueron las autoridades policiales quienes lograron rastrear su paradero y llamaron a la comisaría de Santa Rita do Passa Quatro, la cual localizó al joven en una clínica de salud de la ciudad. La familia de Antonio ya fue informada y aguardan la salida de Luiz de la unidad de salud para llevarlo de regreso a la capital brasileña.

Vivió una insólita experiencia

Pese a todo, Luiz ha tenido unas excelentes vacaciones y seguramente nunca olvidará su increíble anécdota. Por suerte todo terminó bien, comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!