Un oso acaba con la vida de una mujer y la de su bebé de 10 meses cerca de su casa

Valerie Theoret, su esposo, Gjermund Roesholt y su pequeña hija Adele de 10 meses vivían en las inmediaciones del lago Finarson en Canadá. Su sueño era tener su hogar en una zona que les permitiera estar en constante contacto con la naturaleza, se mudaron a ese lugar durante tres meses de descanso en los que ella disfrutaba de la baja por maternidad.

Lo que jamás imaginaron es que todo terminaría en una horrible tragedia. El pasado lunes un oso pardo acabó con la vida de Valerie, de 37 años y la de su bebé.

El suceso ocurrió cuando salieron a dar un paseo y fueron sorprendidas por el animal salvaje.

Gjermund regresaba a su casa aproximadamente a las tres de la tarde cuando fue interceptado por el oso. El animal intentó atacarlo así que reaccionó de inmediato tomando su arma de casa para dispararle y el oso falleció.

Después de esa aterradora experiencia se dirigió a la cabaña donde vivían y encontró fuera el cuerpo sin vida de Valerie y de Adele. Ambas habían sido atacadas por el oso y sufrieron daños irreversibles.

Valerie era maestra de sexto grado en una escuela de primaria de Whitehorse, se encontraba de baja por su maternidad y mientras disfrutaban del período de descanso decidieron vivir en esa cabaña.

Los osos pardos ya comenzaron su proceso de hibernación, pero a pesar de eso algunos se han quedado rezagados y se ven merodeando por las áreas boscosas en busca de alimentos.

Las autoridades y un equipo de investigadores forenses se encargan de buscar las respuestas sobre este caso. Resaltaron que el esposo de Valerie estaba lejos de la cabaña y cuando las encontró ya era demasiado tarde para intentar salvarles la vida.

VER TAMBIÉN:  Excampeona de lucha y embarazada de 7 meses, salva a su perro del ataque de un mastín napolitano

Un amigo de la familia declaró a los medios de comunicación: “Es un tremendo golpe, todo el mundo está completamente devastado en este momento. Muchos de nuestros amigos se reunirán para compartir el duelo y consolarse unos a otros”.

Michele Royle, representante del departamento de educación de Yukon dijo: “Valerie era una gran maestra, los estudiantes y todo el personal de la escuela donde trabajaba la extrañarán mucho de menos. Nuestras más sinceras condolencias a su familia y amigos, así como al personal y estudiantes que están de duelo”.

nbcnews / telegraph.co.uk

“Esta tragedia pesa sobre nuestros corazones como comunidad y en tiempos como estos nos uniremos para honrar su memoria y apoyarnos unos a otros”, finalizó.

La noticia ha conmovido al mundo y advierte sobre el peligro de estar cerca de los animales salvajes que podrían atentar contra nuestra vida. Compartamos un mensaje de solidaridad con la familia de las víctimas.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!