Va al hospital con dolor de garganta y le extraen un gusano de 4 centímetros que se movía

Una joven de 25 años se llevó la sorpresa de su vida cuando tras presentar molestias en la garganta, decidió acudir a hospital. No podía imaginar que terminaría operada después de que hallaran una «criatura» viviendo en su interior.

Los hechos sucedieron en el Hospital St. Luke de Tokio, en Japón.

La chica se quejó de tener la garganta irritada durante 5 días, hasta que al ver que no cedía con nada, afortunadamente decidió acudir donde un especialista.

Lo que descubrieron los doctores que la atendieron no fue ni una infección bacteriana, ni un virus.

El hallazgo de los médicos fue mucho más inusual e impactante

En su amígdala palatina izquierda hallaron un gusano de 38 milímetros de largo y 1 milímetro de ancho, que aún se movía

Se trataba de un gusano negro que tuvo que ser extraído con pinzas. Los resultados del caso fueron publicados en la revista de The American Society of Tropical Medicine and Hygienem y las conclusiones ahí vertidas son asombrosas.

Después de someter al organismo vivo a exámanes de ADN, se reveló que era un gusano parásito en estado de larva de cuarta etapa o anisakis.

Su especie se la conoce con el nombre de «Pseudoterranova azarasi»

A la paciente le realizaron exámenes de sangre tras la cirugía y afortunadamente los resultados fueron normales y los síntomas, poco a poco, fueron desapareciendo.

La mujer declaró a los médicos que había ingerido días antes sashimi, una comida típica de Japón, lo que habría provocado su afección. Aunque este gusano suele encontrarse en el sistema gástrico, en esta ocasión fue hallado en la amígdala.

Anisakis sobre arenque

El parásito normalmente infecta el estómago después de que una persona haya consumido larvas en peces marinos crudos o poco cocidos, según el informe.

Se reportan más de 700 casos en Japón, países del Pacífico Norte, América del Sur y los Países Bajos.

Médicos y científicos han documentado infecciones similares en pacientes que consumieron platos de mariscos crudos o poco cocidos.

La anisakiasis, que es la enfermedad causada por el consumo de pescado o mariscos contaminados con parásitos, está en aumento en los países occidentales, donde comer sushi y otros pescados y mariscos crudos o poco cocidos ha ganado popularidad.

Así es el ciclo de contagio de la anisakiasis

En un caso concreto, un hombre de 32 años previamente sano, que había comido sushi, terminó con una membrana intestinal inflamada con un parásito firmemente adherido. El paciente se quejó de dolor intenso en el intestino superior, vómitos y fiebre durante una semana. Después de eso de descubrió el extremo del parásito que penetraba en el estómago.

Los expertos mantienen que la forma más efectiva de evitar contraer la anisakiasis es cocinarlos bien para matar al parásito y la congelación previa de los alimentos, y recuerdan:

“Solo se puede contraer si se come pescado o cefalópodos parasitados crudos o sometidos a preparaciones que no matan al parásito”.

Comparte esta noticia para advertir a otros amigos de lo que puede suceder si no se toman las precauciones, especialmente ahora que el consumo de sushi y sashimi empieza a volverse tan popular.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!