Una rata cae sobre la mesa de un conocido restaurante ante el asombro de los clientes

Se supone que cuando vas a comer fuera de casa lo mínimo que esperas es que las instalaciones cumplan con los estándares de limpieza y sanidad de un local propio de alimentos, acompañado de un servicio y comida de calidad.

Pero ¿qué harías si estando sentado en la mesa mientras decides cuál sería tu pedido, llega de manera inesperada una compañía nada deseable, ¿cómo lo es una rata?

Esto fue justo lo que le sucedió a Alisha Norman, de 42 años mientras veía un juego de fútbol donde los Estados Unidos se enfrentaba a Suecia en un partido de la fase de grupos de la Copa Mundial Femenina, en la pantalla uno de los restaurantes de la reconocida cadena de comida Buffalo Wild Winds.

Alisha, quien es profesora de ciencias quedó realmente horrorizada tras ver la rata gigante que cayó del techo del restaurante de alitas de pollo y aterrizó en la mesa justo frente a ella.

Alisha nunca imaginó que recibiría un regalo anticipado y para nada agradable mientras se encontraba de vacaciones desde Houston, Texas, en la semana de su cumpleaños 43. La profesora afirmó que la rata estaba viva cuando cayó sobre el menú y escuchó que se lanzaba hacia ella.

“Sabía que la rata estaba herida porque se golpeó muy fuerte”.

Después del incidente Alisha solicitó ayuda al personal del restaurante. El gerente se acercó con un par de platos en las manos, recogió al animal y lo arrojó en una bolsa.

“Tomó dos platos y luego recogió la rata y la tiró en una bolsa. Fue terriblemente asqueroso”.

Ella publicó fotos de la rata en su cuenta de Facebook, como era de esperar, inmediatamente empezó a recibir comentarios de asombro y espanto.

 “¿Qué haces cuando una rata cae del techo sobre tu mesa, mientras tratas de ver un partido de fútbol?”

Uno de sus amigos incrédulo ante lo sucedido cuestionó su publicación a lo que ella confirmó que era cierto.

“Es muy real “.

Otra amiga le preguntó por qué no se había levantado y se había retirado el restaurante ido de inmediato.

“Bueno, soy profesora de ciencias y en la escuela de enfermería que he visto cosas peores, pero tengo que ver cómo van a gestionar esta cuenta”.

Tras las publicaciones Alisha se vio inundada por la gran cantidad de los comentarios de sus amigos sorprendidos.

Finalmente, el restaurante se excusó y le dieron una comida gratis para compensar por el inusual y desagradable incidente. Comparte este asombroso caso y déjanos saber qué harías sí te sucediera esto a ti.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!