Una pasajera pierde el control en un avión y grita frenéticamente por no poder tomar Pepsi

Viajar en avión puede ser estresante para muchas personas que tienen miedo a las alturas o que se encuentran en medio de días muy ajetreados y no pueden descansar bien. Sin embargo, los pasajeros de un vuelo Lisboa-Málaga debieron lidiar con una mujer que fue nombrada como la peor pasajera de la historia.

Antes de que el avión despegara el pasajero que iba a su lado se tuvo que cambiar de puesto.

Desde que los pasajeros estaban abordando el avión de TAP con destino a Málaga, comenzaron a notar que había una pasajera con un comportamiento muy particular. Una mujer de cabello corto fue la última en subir al avión y mientras intentaba ubicarse en el asiento que le correspondía tropezaba con todas las personas que tuviera cerca.

“Yo la noté porque cuando estaba tratando de conseguir su asiento cayó encima de otro de los pasajeros”.

Después comenzó a tener muchas discusiones con las asistentes de vuelo por el lugar en el que debía permanecer su cartera. Le explicaron una y otra vez cuáles eran las normas de seguridad que debía seguir para que el viaje transcurriera lo mejor posible pero la mujer se negaba a soltar su pequeña bolsa marrón.

“Estaba fuera de control, agresiva. No cumplía con ninguna de las normas de seguridad”.

Sin embargo, lo más sorprende sucedió cuando comenzaron a repartir las bebidas para los pasajeros hacia la mitad del vuelo. Cuando le ofrecieron un jugo de frutas para beber exigió que le sirvieran Pepsi, pero el personal del vuelo no contaba con esa opción. Al entender que no podría tomar Pepsi reaccionó completamente indignada y comenzó a llorar y a gritarle a todos.

“Nos preguntábamos por qué insistía tanto en eso. Resulta que sólo quería mezclarlo con una bebida que llevaba consigo”.

Todo apunta a que la mujer había estado tomando vodka y no se encontraba en sus cabales durante el vuelo. Muchos de los pasajeros comenzaron a preocuparse de que resultara un peligro para los demás.

“Estaba sentada cerca de una de las salidas de emergencia y me asustaba que intentara abrirla. No podía controlarse”.

Daily Mail

Al aterrizar en Málaga la mujer fue arrestada por las autoridades mientras los pasajeros de avión aplaudían aliviados de que el gran escándalo llegara a su fin.

La aerolínea le prohibió volver a viajar con ellos.

Muchos se quejaron con la aerolínea por haberle permitido abordar al avión en ese alarmante estado de ebriedad.

¿Te imaginas viajar con alguien en ese estado junto a ti? Comparte la nota sobre la pasajera que causó tantos dolores de cabeza.