Una pareja y su hija celebran su cumpleaños el mismo día y acusan a sus familiares de tacaños

En la vida hay coincidencias que suelen sorprendernos, como por ejemplo que dos miembros de la familia o amigos cumplan años el mismo día. Esto puede ser algo especial, pero no por ello debería causar extrañamiento.

Lo que sí asombra es la coincidencia que envuelve a una familia de Brasil, en la que todos sus miembros celebran junto su nacimiento.

Amanda Goés de Albuquerque, cumplió 26 años el pasado 19 de mayo y no lo celebró sola. Junto a esta mujer estaban los también cumpleañeros Raphael Miranda Larreira Silva, su esposo, y Mariana, la pequeña hija de la pareja.

Todos nacieron el mismo día.

Amanda y Raphael se conocieron en la escuela y guardan muchos recuerdos de cumpleaños juntos, hasta que cada uno eligió caminos diferentes. Después se reencontraron en el 2018, pero nunca imaginaron que su niña nacería el mismo día que ellos.

“La fecha de parto era diferente, pero después me ingresaron en Santa Casa y hubo un parto de emergencia. Se suponía que ella nacería el 16 y terminó naciendo el 19. Cada año ahora es único y divertido», dijo, comentó Amanda.

Mariana tiene sólo 3 añitos y nunca ha celebrado un cumpleaños que no sea con sus padres.

En el 2019 la pareja decidió que la pequeña estaba muy chica y no hubo mayor celebración, después llegó la pandemia y el confinamiento.

Frente a esta situación, la graciosa Amanda suele bromear con sus familiares y reclamarles que no van a compartir con ellos por tacaños y libertinos. Todos ríen por esta increíble coincidencia.

«Realmente es una coincidencia, mucha gente dice que nunca ha visto algo así, lo encuentran divertido, curioso. Aquí en Mato Grosso do Sul, al menos, nunca he visto a una familia como nosotros», comentó Amanda.

Para esta mujer, los cumpleaños se han vuelto en un momento para valorar realmente la vida. Según explicó, es difícil comprar regalos o planear sorpresa sin que su esposo sospeche, pero no deja perder los pequeños detalles.

 «Desde el momento en que nos despertamos, nos damos un abrazo, un beso y, al mismo tiempo, vamos allí a consentirnos y homenajearnos mutuamente por nuestros cumpleaños», bromeó.

Por su parte, para el mecánico y cerrajero este asunto es una “cosa divina”, además ha bromeado sobre los futuros cumpleaños y los regalos que la familia deberá llevarles a los tres.

«Es una cosa muy divina, creo. Nosotros hasta ahora hemos festejado solos, pero después podremos hacer una gran fiesta y la gente tendrá que darse la vuelta y dar tres obsequios. No hay otra manera», concluyó Raphael.

Sin duda, esta pequeña familia tiene una historia muy divertida que seguro encantará a todos los que conozcan, pero además de eso alegra ver el amor y la paz que transmiten. La pequeña Mariana crecerá en un buen entornó familiar y esperemos que sus conocidos se reivindiquen con tantos regalos pendientes.

Una coincidencia única y divertida, comparte la historia en tus redes y deséale lo mejor a estos padres y a su niña. ¡Que celebren muchos años más de vidas juntos!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!