Una pareja del mismo género es la primera en su país en convertirse en padres de 3 niñas

Bjarke Damm y Lars Hansen, ambos de 44 años y pareja del mismo género, tuvieron trillizas después de que las madres sustitutas dieran a luz al mismo tiempo, ahora ya son cinco en la familia.

Esto ocurrió en Dinamarca, Bjarke y Lars necesitaron de la donación de óvulos y los vientres de mujeres cercanas para ver realizado su sueño más deseado.

“Había tantos obstáculos, pero dimos un paso a la vez”, dijo Bjarke.

El hecho de que las parejas del mismo género tengan hijos es un tema muy polémico. Muchos opinan que se ha demostrado que una pareja con esta condición cumple mejor el rol de madre y padre que muchas familias tradicionales.

Esta pareja tenía el deseo de tener un bebé y formar una familia. Para ello, la hermana de Bjarke, Pia, y una amiga cercana, Danielle McDavis, se ofrecieron a ayudarlos y así convertirse en las madres sustitutas, tras donar sus óvulos para el proceso.

Pia fue la primera en quedar embarazada, de la pequeña Anna. Luego, a las dos semanas, Danielle, también quedó embarazada, pero de las gemelas Lily y Nora. Nadie esperaba que todo resulta así, pero se sienten muy bendecidos, tanto así que la feliz pareja considera a sus trillizas milagrosas.

Como la subrogación comercial no es legal en Dinamarca, las madres biológicas tuvieron que esperar 2 años y medio para dar a las niñas en adopción, y finalmente las menores se convirtieron en hijas de la pareja.

“Se siente como el mejor regalo de Navidad de todos los tiempos. Es genial estar completo como familia y es tan importante que se nos reconozca legalmente como padres de nuestras tres hermosas niñas”, dijo Bjarke.

Bjarke, quien es un psicoterapeuta y Lars, un médico de cabecera, habían soñado con tener sus propios hijos desde que se casaron en el 2007. Fue un proceso largo, pero ahora están felices porque lo lograron.

“Había tantos obstáculos, pero dimos un paso a la vez. Ahora, con amor, respeto y mucha incertidumbre, lo hemos logrado. Creo que somos la primera pareja gay en Dinamarca en convertirse en padres legales de todas nuestras hijas biológicas. Ellas son simplemente increíbles”, agregó Bjarke.

Esta pareja ha pasado por muchos intentos incluso el del proceso de adopción, pero recibieron como respuesta que no aceptaban parejas del mismo género. 

“Solo deseábamos una vida familiar. Sentí tanto dolor cuando pensé que nunca iba a suceder. Fue como si nos arrancaran una parte de nosotros mismos”, comentó Bjarke.

Comparte la emotiva historia de estos padres que ahora deben darles la mejor crianza a sus pequeñas y velar porque sean siempre muy felices.