Una pareja de padres sordos emociona a los médicos en el nacimiento de su hijo

La preparación para la llegada del bebé Paul estaba cargada de mucha felicidad, toda su familia lo esperaba ansiosa pero en la sala de parto un silencio distanciaría a sus padres de la posibilidad de saber qué sucedía en el momento del nacimiento. 

Los papás Marcelo Salviano Souza y Eliane Aparecida Silva son sordos y esta condición les imposibilitaba una comunicación eficiente con los médicos que asistirían el nacimiento de su pequeño.

Sin embargo, el Hospital Materno Infantil de Marilia, Sao Paulo, ha dado un gran ejemplo de inclusión al permitir que la pareja fuese asistida por un intérprete de lengua brasilera de señas (Libras, según sus siglas en portugués), dentro del quirófano.

Aunque Marcelo y Eliane no son padres primerizos, Paul es su primer hijo varón y tuvieron la oportunidad de saber qué sucedía en momento real y comunicarse eficazmente con el personal. Todo esto gracias a Luci Mayer Fiorentino, la intérprete que los asistió en ese momento tan importante.

“Fue fantástico, tengo 18 años como intérprete y fue mi primer nacimiento interpretado. Entonces estaba muy feliz. Es una emoción que no se le puede explicar, porque puede transmitir calma al paciente. Depende de la comunicación para mantener la tranquilidad. Fue un nacimiento muy humanizado“, dijo Luci Mayer.

La cirugía fue todo un éxito y el pequeño Paul nació sin complicaciones. Además, para Eliane fue una gran experiencia pues el poder comunicarse hizo que su parto fuera mucho más pacífico que los anteriores.

“La comunicación fue muy buena, fue la mejor, porque nos comunicamos, pudimos entender las cosas. Yo hacía las preguntas a la intérprete y ella hablaba con los médicos, y cuando los médicos hablaban conmigo ella interpretaba”, dijo la feliz madre.

Esta fue una hermosa experiencia para todos, incluso para el médico que asistió el parto, Edson Oliveira Miguel, quien confesó que en 40 años de carrera nunca había presenciado un nacimiento así. Jamás había asistido un parto con un intérprete al lado.

Luci se encargó de comunicar hasta el momento más especial de la cirugía: cuando el pequeño Paul asomó su cabecita al mundo.

“Dije bebé llorando, llorando, el bebé nació feliz. Entonces ellos también se pusieron felices. El papá incluso lloró y yo también lloré. Todos estábamos emocionados e incluso el equipo médico estaba emocionado”, recordó Luci.

Todo esto representa un gran avance en la propuesta de partos humanizados, que buscan hacer de este momento lo más agradable y menos traumático para la madre y el bebé.

Pero de nacimiento de Paul también es un significativo ejemplo de los grandes avances que se están alcanzando a nivel de inclusión. 

Según la intérprete, hace cinco años atrás esto hubiese sido casi imposible y por eso agradeció la buena disposición de los médicos y todo el personas del hospital.

Mientras, esta familia se encuentra en casa cuidando a Paul quien posiblemente se convertirá en el intérprete de sus papitos pues los estudios revelaron que no posee ningún tipo de dificultad auditiva.

Nos complace saber de este tipo de avances que hacen posible la integración de personas con necesidades especiales. Comparte esta bella nota e informa a otros sobre la posibilidad de tener este tipo de parto asistido.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!