Una pareja de abuelitos pierde la vida con 8 horas de diferencia después de 63 años casados

¿Has pensado en lo triste que sería vivir sin la persona que más amas en el mundo? Existen muchas parejas que han estado juntas durante decenas de años, compartiendo las mañanas y miles de momentos especiales; convirtiéndose en los mejores cómplices y compañeros de batallas.


Así vivieron durante 63 hermosos años de matrimonio João Cipriano de Araújo, de 95 años, y Joana Elisia de Araújo, de 86. Hasta que el destino les arrebató la vida, el mismo día, en su residencia ubicada en São João do Sabugi, Brasil.

Fue la nieta de esta linda pareja, de nombre Jorgânia Medeiros, quien compartió la historia de sus abuelos en las redes sociales, sin sospechar que se haría viral tras conmover a miles de internautas en todo el mundo.


Jorgânia narró que la pareja recibió la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus el pasado 11 de febrero. Tan solo 8 días después, los ancianos comenzaron a presentar síntomas del mortal virus y, tras la realización de una prueba, se confirmó que estaban enfermos.

La pareja no fue hospitalizada, prefirieron quedarse juntos en casa y, de la misma forma, sus espíritus trascendieron el 28 de febrero, tan solo con horas de diferencia.

Joana falleció a las 4 de la mañana y João a las 11:30 am


Por supuesto, sus familiares se encuentran profundamente consternados por su pérdida, pero esperan que puedan descansar en paz y juntos, como siempre lo hicieron, por el resto de la eternidad.

«La familia está muy conmocionada, pero sabemos que se han marchado juntos a descansar eternamente. Todo lo que nos queda es nostalgia y resignación», señaló la joven.


La vacuna que recibió la pareja fue CoronaVac, desarrollada por el laboratorio asiático Sinovac. La sustancia protectora es elaborada en Brasil y tiene una eficacia del 50%.

Para garantizar su efecto protector, se deben tomar dos dosis y esperar a que el organismo produzca los anticuerpos inmunizadores. Esa es la razón por la que la pareja no estaba protegida de la enfermedad al 100 por ciento.

El fallecimiento de Joana y João ha impactado a miles de internautas que se han sorprendido al ver que ni siquiera la muerte logró separarlos.

Se prometieron amor hasta que la muerte los separara y nada pudo alejarlos. Qué descansen en paz”, comentó un internauta.

La lamentable partida de esta pareja se suma a los más de 12 millones de casos positivos confirmados de la enfermedad en el país sudamericano, día a día, los enfermos siguen aumentando y la única manera de protegerse es continuar respetando las medidas de protección dadas por los especialistas.

No cabe duda de que el amor es la fuerza más grande en el mundo, la que nos da fuerza y nos mantiene con energía para vivir. Comparte esta bella historia de amor eterna.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!