Una niñera cometió un crimen atroz contra los 2 niños que cuidaba e intentó suicidarse

Ser niñera es una tarea muy difícil porque se necesita ganar la confianza de los padres para cuidar a las personas más importantes de sus vidas. En la mayoría de los casos resulta una experiencia positiva pero en Nueva York ocurrió una tenebrosa excepción.

La familia Krim, conformada por los esposos Kevin y Marina junto a sus tres hijos, necesitaban una niñera después que se mudaran de San Francisco a Nueva York, específicamente a una zona exclusiva de Manhattan en un apartamento en la calle 75 de Upper West Side, muy cercano a Central Park.

Los Krim querían ayuda para atender a sus hijos, debido a las largas horas de trabajo y solamente la madre no podía hacerse cargo de todas las actividades de los tres pequeños: Lucía, Nessie y Leo.

La pareja inició una búsqueda ardua para contar con el mejor prospecto de niñera y consiguieron a Yoselyn Ortega, una señora originaria de República Dominicana, que logró calar en la confianza de los Krim.

Ortega fue contratada por la familia y durante un tiempo todo transcurría con normalidad. El padre, Kevin, era ejecutivo y periodista de un canal local por lo que su tiempo en casa era reducido. Sin embargo, la madre, Marina, estaba constantemente encargada con las tareas del hogar y compartía mucho tiempo con Ortega, pero Marina también es profesora de arte ocasionalmente por lo que también tenía obligaciones fuera de su hogar.

Después de dos años, llegó el terrible 25 de octubre de 2012. Marina fue a llevar a su segunda hija, Nessan, a su clase de natación, mientras los otros dos se quedaron con Ortega. Pero cuando Marina volvió al apartamento se encontró con una terrorífica escena en la bañera de su baño.

VER TAMBIÉN:  Rescatan a un niño de 1 año después de que su padre lo abandonara desnudo en un bosque

Lucía y Leo de 6 años y 1 año, respectivamente, tenían heridas muy profundas, se encontraban cubiertos de sangre dentro de la bañera y ya sin signos de vida.

Marina empezó a buscar a la niñera por el apartamento hasta que la encontró. Ortega tenía en su mano un cuchillo ensangrentado y al no tener escapatoria, se acuchilló a sí misma para intentar suicidarse.

La horrorosa escena fue presenciada por Marina y por Nessan de 3 años. La mujer en pánico logró llamar a la policía y prontamente hicieron presencia en el apartamento, donde detuvieron a Ortega.

El intento de suicidio de Ortega fue en vano, y después de cinco años debe comparecer a un juicio por el asesinato de los dos niños. Aunque la mujer admitió que cometió los crímenes, su defensa alega que sufre una enfermedad mental crónica, la cual le provoca varios ataques de locura y la hacen escuchar voces.

Sin embargo, la fiscalía asegura que el asesinato brutal que masacró a los hermanitos Krim fue un acto predeterminado y mientras Ortega gozaba de conciencia, ella sabía que estaba mal. Además, que Ortega al matar a los dos niños se estaría vengando, por un resentimiento que tenía la niñera con la madre.

En este caso, el jurado del juicio tiene la decisión de enviar a prisión a la niñera por el resto de su vida, o la dejaría en libertad bajo el alegato de su supuesta “enfermedad mental” e internarla en un hospital psiquiátrico.

Daily Mail

¡Esperamos que haya justicia en este horroroso caso! ¡Comparte y comenta esta noticia con tus amigos!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!