Una niña de 4 años lucha durante 9 meses contra el coronavirus tras perder a su padre

Cassandra Yazzie y su familia han tenido que lidiar con una verdadera pesadilla durante los últimos 9 meses.

El esposo de Cassandra perdió la vida por el coronavirus en abril del 2020 y antes de que tuvieran tiempo para lidiar con la dolorosa pérdida, su hija de 4 años comenzó a mostrar alarmantes síntomas.

“No hemos tenido tiempo para llorar a quienes hemos perdido. Nos concentramos en seguir luchando para que Stella pudiese volver a casa”, dijo Cassandra.

La lucha de la pequeña Stella Martin parecía no contar con ninguna esperanza pero ella demostró que jamás se rendiría. Stella le dijo a su madre que sentía mucho dolor en su espalda y Cassandra decidió llevarla al hospital.

Le hicieron una prueba de COVID-19 y dio positivo. Además, realizaron un exhausto chequeo médico para averiguar cuál era el problema que le causaba tanto dolor a la pequeña. Los resultados fueron devastadores.

Una resonancia magnética reveló que Stella tenía mielitis transversa. Se trata de una severa inflamación de la médula espinal y los médicos creen que esto fue consecuencia del coronavirus.

“Dijeron que como tenía coronavirus, sus anticuerpos estaban atacando su médula espinal al luchar contra el Covid”, explicó Cassandra.

Además, la pequeña Stella sufría de asma, de manera que esto la convertía en un paciente de alto riesgo. Su situación empeoró tan rápido que la ingresaron en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de la Universidad de Nuevo México En Albuquerque.

“A veces despertaba con una sonrisa en su rostro. A veces despertaba llorando”, explicó Cassandra.

Durante un par de semanas, Cassandra no podía acompañar a su pequeña. No tenía forma alguna de comunicarse con ella pero los miembros de la comunidad donaron un par de iPad para que madre e hija hicieran tantas videollamadas como fuese posible.

“Mi corazón estaba arrugado. Tenía mucho miedo. La llamaba 4 o 5 veces al día”, dijo Cassandra.

Durante un tiempo, Stella fue inducida a un coma. Se trataba de un caso particularmente delicado, pero los médicos no dejaban de sorprenderse con la fuerza de la pequeña y su gran determinación para salir adelante.

Cada vez que los médicos comenzaban a perder las esperanzas, Stella los sorprendía a todos y lograba mejorar contra de todo pronóstico. Después de muchos altibajos, la valiente Stella fue dada de alta el 26 de enero.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by stella (@stella20162020)


Cassandra y su familia se encuentran verdaderamente aliviados y están aprovechando el máximo cada momento con la pequeña luchadora. Todavía necesitará terapias de rehabilitación pero los médicos esperan que logre recuperarse por completo.

Ha sido un año muy duro para todos los que han luchado contra el coronavirus. La valentía de esta pequeña es una fuente inspiración. ¡Comparte!