Una niña de 10 años deja sobre una bolsa un mensaje para los recolectores de basura

Los niños no dejan de sorprendernos con su gran inteligencia y capacidad de empatía, sobre todo en los tiempos difíciles como los que afrontamos a raíz de la pandemia de coronavirus. Así lo demostró una pequeña de solo 10 años en Brasil, temerosa de que los recolectores de basura pudieran tener contacto con desechos contaminados con la terrible enfermedad.

Con tan solo 10 años de edad, una residente de São José, en el Gran Florianópolis, escribió un mensaje en la bolsa de basura de su hogar para alertar a los recolectores y demás vecinos sobre el latente peligro de coronavirus.

Renata Gaspar Kunh, pese a su corta edad, entiende perfectamente lo peligroso que es el coronavirus y sabe que las personas contagiadas deben ser extremadamente responsables para no afectar a los demás. Por eso, cuando su mamá le comentó que ambas podrían estar enfermas, optó por ser muy cuidadosa con todo lo que hacía.

La dulce niña comenzó a sufrir dolores de cabeza, garganta y abdomen. Al revisarla, la principal sospecha de los médicos fue que estaba enferma de coronavirus, razón por la que Renata tuvo que permanecer en el hospital y recibir un tratamiento muy específico.

Cuando por fin pudo volver a casa, la instrucción que los médicos dieron a la madre de Renata, Jaqueline Joice Gaspar, fue que ambas se mantuvieran aisladas en una cuarentena para evitar contagiar a los demás; una situación que les impediría realizar tareas cotidianas como salir a depositar la basura en su lugar antes de la llegada de los recolectores.

“Empecé a ordenar la basura porque los recolectores pasarían al día siguiente. Una vecina aquí en mi departamento, a la que ya le había contado la situación de que estaríamos en aislamiento, se ofreció a bajar mi bolsa de basura con un guante de protección y una mascarilla”, dijo la madre de Renata.

Pero Jaqueline nunca se imaginó lo responsable y cuidadosa que es su pequeña hija, para quien debían ser aún más estrictas con todas sus acciones porque los recolectores también tienen una familia para la que son todo.

“Los recolectores que van a tener contacto con nuestra basura deberían saber que probablemente tenemos coronavirus”, afirmó Renata.

Jaqueline notó la preocupación en el rostro de Renata e intentó calmarla diciéndole que los recolectores portan guantes de seguridad, pero esa respuesta no fue suficiente para la niña.

“No, mamá, tenemos que advertirles. También son el amor de alguien”, señaló la niña.

Completamente decidida, Renata fue a su dormitorio por una hoja de papel y rotuladores con los que dejaría un mensaje de alerta en su bolsa de basura, para que los recolectores pudieran tener mayor cuidado.

“Precaución: basura posiblemente contaminada. ¡Buen trabajo!”, podía leerse en el mensaje que escribió Renata.

Jaqueline quedó sorprendida con la acción de Renata y capturó en una fotografía el mensaje, sin imaginar que se haría viral en las redes sociales de todo el mundo. Esta madre espera que la actitud de su hija pueda crear conciencia en más personas y así, entre todos, podamos cuidar los unos de los otros.

No te vayas sin compartir el gesto de la solidaria niña con todos tus amigos y recuerda siempre ser cuidadoso con la salud de los demás ante cualquier síntoma de coronavirus que puedas presentar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!