Una niña autista de 5 años sale de su casa en plena tormenta sin que nadie se diera cuenta

La tormenta Isaías se convirtió en tormenta tropical cuando tocó tierra en Carolina del Norte, su paso estuvo acompañado de fuertes vientos y lluvias. En su paso por la costa este dejó varias pérdidas humanas y un sinnúmero de árboles derribados que dejó sin energía eléctrica a muchísimas personas.

Una de las peores inundaciones que se derivaron fueron localizadas en el área de Filadelfia, los desbordamientos de ríos y arroyos se convirtieron de inmediato en una amenaza, y los cuerpos de seguridad tomaron control para evitar mayores daños.

En el municipio de Towamencin, ubicado en el condado de Montgomery del estado de Pensilvania dejó un saldo fatal que aún se lamenta. En plena tormenta, Eliza Talal, una niña de cinco añitos que padecía autismo salió de su casa sin que sus padres se dieran cuenta.

Los funcionarios del Departamento de Policía de Towamencin Township comenzaron con el proceso de búsqueda en los vecindarios, parques y caminos. Se supo que fue vista por última vez en los alrededores de Spring Valley Road en Lansdale.

“Puedo decirles que estos oficiales de policía aquí presentes, y los socorristas, y los miembros de la comunidad, buscaron incansablemente”, dijo conmovido Dickinson, el jefe de la policía de Towamencin.

Y después de la laboriosa faena encontraron el cuerpo sin señales de vida en la ciudad de Filadelfia, estaba descalza. Y aunque, en vista de las circunstancias, las esperanzas de encontrarla con vida eran mínimas fue desolador el doloroso hallazgo.

“Creemos, basándonos en las circunstancias, que salió de la casa y de alguna manera se metió en el agua”, explicó Dickinson.

Con ella, la suma de decesos ascendió a siete personas, dos cuando Isaías provocó un tornado en un parque de casas móviles en Carolina del Norte, otra víctima falleció en Pensilvania cuando su vehículo fue alcanzado por las inundaciones y arrastrado por el río. Y tres personas murieron por la caída de árboles en Connecticut, Maryland y Nueva York, sin dejar de mencionar la docena de personas que resultaron lastimadas.

“Nuestras oraciones van a su familia, que ha sufrido una terrible pérdida. No es el resultado que ciertamente esperábamos”, añadió el policía.

La triste publicación fue compartida en las redes sociales y miles de personas se entristecieron con la lamentable noticia. Muchos no entienden cómo una niña tan pequeña pudo haberse salido de casa en plena tormenta sin que ningún adulto haya podido percatarse a tiempo.

La sonrisa de la pequeña Eliza quedará grabada en el recuerdo de sus familiares y las personas que la conocían, ahora acompaña en el cielo a otros angelitos como ella.

¡Vuela alto hermosa!

Es una lamentable noticia que ha conmocionado a todos, compartamos un mensaje de solidaridad con su familia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!