Una mujer termina con la sangre azul tras automedicarse para aliviar un dolor de muela

Una prestigiosa revista de medicina, “The New England Journal of Medicine”, publicó un extraño caso que se produjo en Estados Unidos. Se trata de una mujer de 25 años que acudió al hospital de Rodhe Island presentando síntomas de fatiga, dificultades respiratorias y decoloración de la piel.

Incluso en algunas partes de su cuerpo la tonalidad de su piel era azul marino, sobre todo en las uñas, esto le causó alarma ante la incertidumbre de lo que podría estar ocurriendo en su organismo.

La saturación de oxígeno de la mujer era más baja de lo normal, un 88%, a pesar de que le suministraron oxígeno complementario no se estabilizó el nivel. Los médicos hicieron los estudios necesarios para determinar el diagnóstico y corregir el problema.

Así que decidieron extraerle una muestra de sangre y se quedaron atónitos al ver que era de color azul. Aunque parecía insólito, era el efecto secundario de un fármaco que ella consumió sin prescripción médica.

Sufrió una reacción adversa a la benzocaína que casi acaba con su vida. Este medicamento actúa como un anestésico de acción rápida y se comercializa sin receta. Pero aunque pueda ser adquirido libremente, es importante consultar a un médico para prevenir incidentes similares asociados a alergias y otras causas.

Al consumirlo, produjo en ella una enfermedad llamada metahemoglobinemia, que se produce cuando hay demasiada metahemoglobina en la sangre, la proteína roja de las células sanguíneas con gran cantidad de hierro que transporta el oxígeno por todo el cuerpo.

Cuando el nivel de esta sustancia aumenta, la hemoglobina no puede transportar el oxígeno a las células de forma natural.

El aumento desmedido de la metahemoglobina en la sangre hace que esta adquiera un color azul.

Las imágenes de la muestra de sangre extraída a la paciente que sufrió este trastorno han causado conmoción. Es un fenómeno muy poco común pero que puede ocurrir cuando se administra este medicamento sin recomendación de un médico.

Afortunadamente hay un remedio muy eficaz para combatir el efecto de esta enfermedad, en el color de la sangre, la alteración se elimina con azul de metileno.

Los médicos le colocaron este químico a la paciente por vía intravenosa y poco después su sangre había recuperado el color normal.

Muy pocas personas en el mundo podrán dar testimonio, como esta joven paciente, de que han tenido la sangre azul durante al menos algunas horas. Por suerte, todo salió bien. Compártelo en tus redes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!