Una mujer pone en peligro a todos los pasajeros y retrasan el despegue del avión

Una pasajera retrasó el despegue de un vuelo porque se quitó la mascarilla nada más subir al avión, en un absurdo incidente que se prolongó durante unos 15 minutos y se dio a conocer gracias al video que grabó uno de los testigos.

Un usuario captó a la mujer, a quien apenas se le entiende diciendo que no cree en el virus e insultando y agrediendo de varias formas a los demás pasajeros, quienes se quejaron indignados por el retraso provocado por la pasajera negacionista en Cancún, Quintana Roo, México.

En las imágenes se observa a la turista claramente intoxicada dentro del vuelo, despojándose de la mascarilla y argumentando que no hacía nada malo, mientras le respondía con fuertes palabras altisonantes a sus angustiados compañeros de vuelo.

“Siéntate y ponte el tapabocas. Todos tenemos prisa por llegar a nuestros destinos”, se oye decir a una de las pasajeras”.

También se la puede ver en el momento en que levanta su teléfono móvil para grabar al personal de la aerolínea, mientras este la conmina a sentarse y calmarse. Acto seguido, vuelve a quitarse el cubrebocas para disparar otra buena cantidad de insultos al aforo. Definitivamente, toda una joya.

“No estoy haciendo nada malo, simplemente no creo en el coronavirus”, gritaba la recientemente bautizada como #Lady Covid.

El hecho provocó que el vuelo retrasara su despegue, por lo que el personal le pidió amablemente a #LadyCovid que descendiera del avión. Incluso, los pasajeros comenzaron a cantar a coro: “que le vaya bien”, a lo que la mujer respondió con unos buenos pasos de baile y más improperios y burlas.

El coronavirus no es un juego, es una realidad latente que atenta contra la vida y la salud de millones de personas en todo el mundo. Negarlo es como estar a favor del genocidio. Son muchos los ejemplos en la historia de la ciencia que están referidos a los problemas de aceptación de un nuevo paradigma.

En tal sentido, se puede describir el negacionismo como la elección de rehusarse a aceptar una realidad como mecanismo de defensa ante una verdad psicológicamente incómoda. Al comienzo de la pandemia de COVID-19 nos cansamos de ver, no solo a ciudadanos, sino a muchos gobernantes negar el peligro y decir del virus que no era más que una simple gripe.

Por ello, es importante mantenernos alejados del negacionismo, sobre todo en situaciones tan graves como la que ha ocasionado el SARS-CoV-2. A la fecha, la COVID-19 pasa de los 6 millones de infectados y nos acercamos a los 400.000 fallecidos a nivel global.

Sin embargo, aún se sigue descreyendo de la enfermedad “porque todavía no he visto el primer enfermo”. Cuidado.

Definitivamente, es bueno mantener la mente abierta. Comparte esta noticia.