Una mujer en peligro acude a Tinder con la esperanza de que alguien pudiera ir a rescatarla

La tecnología está al alcance de todos, en este mundo globalizado en el que es importante estar en contacto con otros, el teléfono inteligente se ha convertido en una caja de herramientas vital dentro de nuestra cotidianidad.

Las aplicaciones que se descargan en el dispositivo móvil son una red sin fronteras que nos permite conocer a personas de todas partes, incluso nos pueden llegar a salvar la vida.

Si lo dudas te presentamos la historia de Lonia Haeger, una surfista profesional que viajaba por carretera a Noruega.

El grupo quedó varado cerca del océano exactamente detrás de una roca.

Lonia viajaba con dos amigos cuando repentinamente se vieron atrapados en una tormenta de nieve que hizo intransitable la vía.

El grupo se vio obligado a detener el auto al lado de la carretera al borde de una montaña, temerosos de que la tormenta volcara el vehículo o fueran impactados por otro auto no les quedó más remedio que esperar.

El mecánico más cercano estaba a 200 kilómetros de distancia del lugar donde quedaron atrapados.

Los tres amigos se dieron cuenta de que estaban solos luchando contra la madre naturaleza, no tenían familiares ni amigos cercanos, por lo que tuvieron que recurrir a la tecnología y usar sus dispositivos móviles para abrir una cuenta en Tinder con la esperanza de encontrar a alguien que pudiera ayudarlos.

Un cita a ciegas con mucha nieve que terminó en un gran rescate.

Usaron una foto de Lonia con su mejor sonrisa al lado de su mascota, desde luego, que causó el efecto que esperaban. Solo cinco minutos después de haber abierto la cuenta un hombre llamado Stian Lauluten le escribió.

Los amigos estaban probando un auto para una compañía que los fabrica.

Lonia rápidamente le explicó que estaba atrapada en una tormenta de nieve junto a unos amigos. Sorprendentemente, el hombre se ofreció en ir a rescatarlos. Tiempo después Stian llegó con la excavadora formando grandes líneas en la nieve.

La surfista y sus amigos prendieron el auto y lo siguieron hasta el estacionamiento más cercano. Al día siguiente del incidente el amable hombre puso neumáticos especiales con púas para la nieve.

Stain es un trabajador de construcción con acceso a maquinarias pesadas como la excavadora.

Gracias a una aplicación de citas y la buena voluntad de un hombre, Lonia y sus amigos pudieron salir ilesos de la tormenta.

Quizá no haya sido la cita perfecta que Stian esperaba, pero logró algo mucho mejor que eso, salvó tres vidas que ahora le están infinitamente agradecidas. Sin duda, una experiencia inolvidable que por suerte tuvo un final feliz.

Comparte el rescate en tus redes y para que todos conozcan la historia de una surfista que recurrió a Tinder para salvar su vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!