Una mujer discapacitada pierde la vida en su casa a causa de la negligencia de la enfermera

Una negligencia puede costarle caro a cualquier persona. En algunas ocasiones puede convertirse en una tragedia y ninguno de nosotros estamos exentos de sufrir un drama de esta naturaleza. Justo como le ha ocurrido recientemente a la pobre Julie Cleworth, de 43 años en St Helens, Merseyside, Reino Unido.

Esta mujer sufrió en el año 2013 una serie de afecciones, entre las cuales se cuentan varios accidentes cerebrovasculares que la llevaron a estar postrada en una cama sin poder valerse por sí misma.

Julie solo podía moverse, alimentarse, ir al baño, entre otras cosas, a través de la ayuda de una asistente o enfermera

Tracy Burrows, una mujer de 56 años le ofrecía dicha ayuda a través de los servicios médico-asistenciales provistos por una empresa de nombre United Healthcare.

Sin embargo, hace unos días, el mundo supo una terrible noticia: Julie apareció sin vida en su casa. La razón: tenía tres días sin acceso a comida, bebida, medicamentos o compañía alguna. ¿Cómo es posible que esto haya ocurrido?

Tracy, quien tenía como responsabilidad atender a Julie, no cumplió con su trabajo, dejando a la pobre mujer a su suerte

El tribunal de la Corona de Liverpool, responsable del caso, a través de investigaciones logró dar con una terrible información. Tracy había ido hasta la casa y apenas se estacionó 20 segundos frente a ella. Nunca entró para dar los servicios a la convaleciente mujer.

Según datos aportados por el jefe del servicio que ofrecía United Healthcare a Julie, la asistente argumentó que había estado en casa de su paciente, sin embargo, no se encontraba en el lugar.

El falso argumento de la asistente llevó a las autoridades del centro médico a cancelar los servicios de la paciente. Pensando que todavía se encontraba en el hospital por una de sus habituales recaídas. Cual no sería la sorpresa de uno de los gerentes del servicio cuando asistió a la casa de Julie y descubrió que perdió la vida debido a la negligencia de su cuidadora.

“Es terrible, esa pobre mujer estaba completamente inmóvil en su casa. Su vida dependía de ese servicio médico y sobre todo de la enfermera” comentó impotente una internauta.

El tribunal insiste en presentar cargos de homicidio, puesto que el haber estado frente a la casa de la paciente y no manifestar la voluntad de caminar unos cuantos metros e ir a atenderla, tipifica como un caso de negligencia voluntaria.

“Ni siquiera las personas con un servicio médico tienen la garantía de estar seguros” dijo escéptico otro internauta.

Y es que esta tragedia supera cualquier situación aterradora. Manifestando una realidad latente en nuestras sociedades: la probable existencia de personas capaces de tener tan poca empatía por los más necesitados que hasta pueden dejarlos morir.

Comparte esta historia entre tus familiares y amigos para que despierten su solidaridad a casos como estos y así evitar que sucedan nuevamente.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!