Una mujer buscaba un lugar donde ir al baño y terminó cayendo desde un gran acantilado

Lo que se había planeado como un viaje lleno de aventuras y alegrías terminó convirtiéndose en una desgracia para un grupo de amigos, luego de que una chica muriera al caer por un acantilado, esto sucedió cuando la joven buscaba un lugar para hacer sus necesidades.


Esto sucedió en Cabo Beachy, en el condado de Sussex Oriental, Eastbourne, Inglaterra, dicho acantilado es famoso por ser el promontorio calizo más alto de Gran Bretaña.

La joven Faye Reed, de 22 años, y su grupo de amigos se encontraban de paso por el lugar, se detuvieron cuando ella externó que necesitaba hacer del baño y se bajó del auto en el que viajaban para encontrar un lugar propicio.

La mujer caminó hacia un trágico final sin saberlo

Por desgracia ya era tarde y estaba oscuro, esa fue la razón por la que la joven Faye Reed no se percató de que a pocos pasos estaba el peligroso acantilado.

“Las tres bajamos del auto para buscar un lugar para hacer del baño, Faye iba adelante, de repente la escuchamos gritar y luego había desaparecido”, declaró Charmane, amiga de Faye.

Rayan Kalhei, quien iba manejando el auto permaneció en él, y se enteró de lo sucedido hasta que las otras chicas corrieron a avisarle; los jóvenes alertaron a los policías sobre lo que había sucedido, así que comenzaron la búsqueda.

“Habíamos tomado algunos tragos, por eso queríamos ir al baño, jamás nos imaginamos que sucedería esto”, declaró Rayan.

El cuerpo de la joven fue encontrado al pie del acantilado, y después de una investigación se determinó que fue una muerte accidental, ya que no se encontraron circunstancias sospechosas.

“Ella era mi orgullo y mi alegría, siempre venía a verme, incluso vino a visitarme un día antes de que saliera con sus amigos, estoy devastado”, declaró el padre de Faye Reed.

El detective del caso señaló que el lugar en el que se detuvo el grupo de amigos solo tenía un corto tramo de césped, y enseguida se encontraba la orilla del acantilado.

Asimismo, informó que aunque los jóvenes habían ingerido alcohol, los niveles de éste en la sangre de Faye eran mínimos, así que no se encontraba en estado de ebriedad.

Sin duda este fue un trágico acontecimiento que demuestra que se debe tener mucha precaución cuando uno se encuentra en lugares que no conoce a la perfección, para así evitar este tipo de desgracias.

Comparte esta nota para alertar a jóvenes y a adultos sobre las precauciones que deben tomar cuando salgan a cualquier carretera.