Una madre graba a los recolectores de la basura acercándose a su hijo con autismo cada semana

Para una madre, tener un hijo con alguna discapacidad puede ser abrumador, especialmente porque la sociedad no siempre está preparada para tratarlos con todo el respeto y el amor que merecen.

Es por eso que cuando una mujer de West Virginia, vio a los recolectores de basura interceptando a su pequeño de 6 años con autismo, le dio un vuelco el corazón. Pensaba que lo molestaban, pero pronto se dio cuenta lo equivocada que estaba y terminó llorando por el gran gesto que estos héroes estaban teniendo con su hijo.

La madre grabó a los recolectores de basura acercándose a su hijo de 6 años con autismo, sucedía cada semana

madre

Mark Stephens y Jacob Yoder son dos trabajadores de la compañía estadounidense llamada Waste Management, que es una empresa que gestiona desechos para el cuidado ambiental.

Stephens y Yoder están encargados de transportar desechos en el estado de West Virginia, Estados Unidos, pero han decidido incorporar a su faena una tarea más y quizás la más importante de la semana: cada jueves hacen una parada en su ruta habitual para llevar regalos a un amigo muy especial.

Se trata del pequeño Noah Cooper, quien espera pacientemente frente a su hogar para recibir las divertidas sorpresas que le traen sus amigos recolectores.

Por supuesto, es difícil saber quién está más emocionado, pues Stephens y Yoder se impacientan por ver la cara de Noah al recibir los regalos que tienen para él cada semana.

La madre de Noah, Tracey, comenta que la rutina del niño consiste en activar alarmas y apagar el televisor para escuchar cuando el camión de Waste Management se aproxima.

No hay nada que emocione más al pequeño como escuchar que el camión de WM se aproxima a casa

Incluso en una de las visitas Noah pudo recibir a sus queridos amigos con galletas de chocolate y tarjetas de regalo, estaba realmente contento de poder darles algo de vuelta a sus compañeros.

En esa oportunidad Stephens y Yoder trajeron a Noah unos divertidos lentes de sol, un libro para colorear, un hermoso camión de juguete, y un sombrero, entre otras cosas.

Noah estaba completamente agradecido y feliz

Además le dieron a Noah una silla plegable para que tenga un lugar donde sentarse a esperarlos en cada visita.

“Me da gran felicidad, este acto solo hace de mi hijo con autismo un niño más amoroso”, dijo la madre del pequeño.

Ante una escena así, y desconcertada por haber pensado mal en primera instancia de estos buenos hombres, la mujer no pudo quedarse indiferente. Y decidió grabar aquello tan increíble y hermoso que sucedía en su casa cada jueves. Ella quería difundirlo para que el mundo supiera que detrás de ese trabajo, quizás menospreciado por algunos, siempre pueden haber héroes sin capa dispuestos a hacer sonreír a un pequeño.

El video dio la vuelta al mundo, y no es para menos:

Lo más bonito es que Noah no es el único niño que ha sido visitado por el generoso equipo de Waste Management, pero sin duda es uno de los más emocionados.

Una madre de Michigan decidió celebrar el 4to cumpleaños de su hijo invitando al equipo de Waste Management a dar una sorpresa a todos los pequeños.

“Esperemos que cada vez existan más personas como Stephens y Yoder, qué bonito poder llevar alegría a niños como Noah, debe ser muy satisfactorio”, comentó un internauta.

Noah es un inocente y agradecido niño, para él no importa si un regalo es costoso, simplemente se alegra porque tiene amigos que piensan en él y lo visitan y sorprenden cada semana.

Ese encuentro semanal con sus amigos de Waste Management y el acto de cuidado y compañía que recibe, valen más que todos los juguetes del mundo. Es un niño afortunado porque tiene una mamá y muchos amigos que se preocupan por él y lo cuidan.

Es sin duda una linda historia de solidaridad y empatía que ha tocado a millones. Qué fácil es hacer sonreír a alguien cuando se regala desde el corazón.