Una madre envía a su hijo de 5 años con una muñeca sexual al acto de Navidad de su escuela

Durante la celebración de la Navidad las escuelas planifican diversos actos, en los cuales los niños pueden lucir sus trajes con motivos alusivos a la época. Los padres despiertan su espíritu creativo para que sus hijos luzcan de lo mejor durante esta celebración. Pero parece que a una madre se le ha pasado la mano en cuanto al disfraz de pastor que quiso para su hijo. Especialmente porque la oveja con la cual decidió acompañarlo era un juguete sexual.

La madre de 46 años de edad, Helen Cox de Alloa envió a su hijo de 5 años al acto de su escuela con una particular oveja que realmente era una muñeca sexual.

El pequeño Alfie de Alloa, Escocia, despertó la polémica en su escuela al llegar al acto escolar junto a una muñeca sexual en forma de oveja. La maestra del niño le hizo un llamado de atención para que no llevara al “animal” más a la escuela.

Al llegar a casa, Alfie comentó a su madre la recomendación que le había hecho la maestra. Para el pequeño, a la docente no le había gustado la oveja. Sin embargo, Helen al ver la muñeca inflada advirtió que algo en él era muy extraño, así que decidió investigar. La mujer había comprado el producto en Amazon y fue a chequear de inmediato el anuncio.

  “Muñeca de oveja inflable atravesada con un agujero de placer en la puerta trasera” perfecta para un regalo de broma”, decía el anuncio.

Al ver las palabras del anuncio, Helen le encontró sentido a los labios y al gran agujero que tenía la muñeca sexual en su parte trasera. El hecho le causó mucha vergüenza a la mujer, quien no se explica cómo pudo cometer semejante descuido: su hijo de cinco años fue al acto en su colegio con una muñeca sexual de oveja.

“Mientras soplaba, me apresuré a cerrar el tapón para que no se desinflara y de repente vi el enorme agujero en el trasero. No podía creer lo que estaba viendo”, señaló la madre.

Después del bochorno, Helen está intentando explicar al pequeño Alfie la razón por la cual no es bueno llevar la oveja a la escuela y, en concreto, por qué deben deshacerse de ella. La madre ha intentado convencerlo argumentando que no es una oveja, sino que tiene rasgos feos y extraños. Pero la diferencia parece no ser un problema para Alfie, quien aún no desea deshacerse del objeto.

“Probablemente continúe en su habitación ahora mismo metiendo Legos en el agujero. Simplemente no puedo creerlo. ¡No sé si reír o llorar! ¿Cómo voy a explicar esto a sus maestros?”, mencionó Helen Cox.

Unilad

El descuido de esta madre se ha hecho viral en las redes. Nadie puede creer que no leyera el anuncio correctamente y que no se haya cerciorado del paquete una vez recibido. Al menos, antes de que enviara a su hijo con él en la escuela. Afortunadamente, Alfie no entiende la polémica tras este asunto y se encuentra feliz y entretenido con su nuevo juguete. Sólo esperemos que la madre encuentre la forma correcta de quitárselo sin que el pequeño se entristezca.

El despiste de esta madre es insólito pero real. Comparte esta historia y promueve entre tus amigos mayor atención a la hora de hacer ciertas compras para sus hijos ¡Evitemos estos descuidos!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!