Una madre cristiana reacciona ante los comentarios que recibe contra su hijo transgénero

La vida para una persona que se declara miembro de la comunidad LGBTQ+ no es nada sencilla. Hay quienes no hacen más que juzgar su decisión de aceptarse. Se trata de un proceso de cambios para el que todos deberían contar con el apoyo de sus familiares y amigos, pero lamentablemente, este no es siempre el caso.

Jill Wallace es una mujer cristiana y dedicada madre de familia. Dentro del cristianismo son muchos los debates que se han llevado a cabo sobre la comunidad LGBT pero la mayoría de los sectores de esta religión rechazan profundamente todo lo que tiene que ver con una orientación sexual no “tradicional”.

Por suerte, Jill no ha permitido que esto afecte su amorosa labor como madre. A través de un video, Wallace se tomó unos segundos para explicar su experiencia como madre de un niño trans.

“Les voy a decir cómo sucedieron las cosas en mi casa. Lo primero fue sentarnos a charlar para entender exactamente qué era lo que estaba pasando”, dijo Jill.

Al comienzo, Jill hablaba con un tono muy serio que da pie para que muchos imaginen lo peor. Después de todo, al presentarse como una madre cristiana y comenzar a abordar el tema de la transexualidad, es normal que algunos imaginen que no lo tomará muy bien.

El video de Jill ya ha alcanzado casi 8 mil likes.

Sin embargo, el tono del video cambió de un momento para otro cuando enfocó a su hijo y explicó con una sonrisa qué fue lo que hicieron el día en que Jayden le dijo que era trans:

“Lo segundo fue irnos de compras y también a la peluquería para recibir un corte de cabello”.

La enorme sonrisa de Jill  y el orgullo con que presentó a su hijo en redes, ha dejado a muchos conmovidos. Contar con el apoyo de la familia resulta vital en todo momento, especialmente si se trata de una transición en la que tendrán que afrontar un sinfín de comentarios por parte de una sociedad muy dura e injusta.

“Sin importar quiénes sean: Si tu hijo sale del clóset debes amarlo. Es tu trabajo. Ustedes son los padres”, recomendó Jill.

Por si esto fuese poco, Jill ha ofrecido en las redes todo su apoyo a cualquier joven que se sienta rechazado por sus padres. No hay dudas de que esa es una verdadera vocación de madre.

Muchos no se esperaban la reacción de esta madre, quien defiende a capa y espada a su amado hijo. Responde a los que lo juzgan dándoles una invitación a aceptar y tolerar a los demás.

Es una alegría saber que Jayden cuenta con un maravilloso sistema de apoyo. Él y su mamá son un gran ejemplo para todos. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!