Una joven pierde la vida mientras se bañaba por culpa de su teléfono móvil

Los teléfonos móviles se han vuelto parte fundamental de la vida diaria de las personas, a tal grado que estas se olvidan de los fundamentos científicos que demostraron hace mucho tiempo que la electricidad y el agua en conjunto pueden derivar en un choque eléctrico.

Tal parece que una joven rusa no pensó esto cuando se metió a la bañera y dejó cerca su teléfono, el cual estaba conectado, cuando este cayó a la tina, la joven murió.

Siempre fue una persona llena de felicidad

La joven rusa de nombre Evgenia Shulyatieva, quien solo tenía 26 años de edad, era contadora, y se había graduado de una importante universidad hace poco, murió al instante ya que se electrocutó en la bañera.

Por desgracia fue la mamá de Evgenia quien encontró su cuerpo aún en la tina, ella declaró que tuvo que ir hasta la casa de su hija, ya que estaba muy preocupada porque no respondía sus llamadas, tristemente su preocupación era válida y se tuvo que encontrar con la peor escena de su vida.

“Tenemos que recordar que el teléfono no es parte de nosotros y que un uso inadecuado puede tener consecuencias fatales como esta”, comentó un internauta.

Las primeras investigaciones arrojaron que Evgenia no estaba utilizando su móvil, sino que este simplemente se resbaló al interior de la tina, causándole una muerte inmediata.

Fue un accidente

Familiares y amigos de la joven no podían creer lo sucedido e hicieron públicas sus condolencias en las redes sociales de Evgenia.

“Eras increíble, siempre te llevaré en mi corazón. Por favor llámame mañana y dime que todo ha sido una terrible pesadilla”, le escribió uno de sus amigos.

Las autoridades rusas declararon que implementarán las medidas necesarias para prevenir este tipo de accidentes, ya que se han reportado varios de la misma índole en muy poco tiempo.

“Relajarse en la bañera teniendo el teléfono cerca es como si uno jugara a la ruleta rusa”, declaró Andrei Stanovski, un ingeniero electrónico.

Todos la recordaran como una gran persona

El caso aún no está cerrado, pero todo indica que realmente la joven murió a causa de un choque eléctrico, por ahora lo único que queda es alertar a jóvenes y a adultos de las consecuencias que puede acarrear usar los teléfonos sin la debida precaución.

A veces se subestiman los accidentes que pueden provocar el uso indebido del teléfono, que van desde una simple caída, pasando por accidentes automovilísticos y llegando a una muerte como en este caso. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!