Una joven de 19 años responde a quienes le hacen fotos y comentan sobre su barba

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un problema de salud bastante frecuente que afecta a las mujeres, puede causar que su período menstrual sea irregular, aumento de peso, crecimiento excesivo de cabello e infertilidad.

Esto ocasiona que muchas mujeres se conviertan en víctimas de su propio ego y odien sus cuerpos por lucir diferentes a los estándares convencionales de belleza.

Alma es una joven de 27 años, vive en New York.

Alma Torres es una de esas mueres de desarrolló SOP a la edad de 15 años, aunque no fue diagnosticada hasta los 18 años, 3 años después cuando decidió realizarse un examen de sangre.

Cuando era una adolescente, Alma descubrió que su aspecto físico era muy diferente al resto de las chicas de su edad, notó que prominente vello facial oscuro cubría parte de su rosto, por lo que muchos de sus compañeros se burlaban de ella.

Al realizarse varios exámenes los médicos le dijeron que no podía tener hijos.

Alma no solo se veía diferente, se sentía diferente y en un cuerpo que no le pertenecía. Al respecto Ama explica:

“Nunca me había dado cuenta de cómo la gente se burlaba de mi vello facial, hasta que un consejero de la escuela me preguntó si me molestaba, y de repente me di cuenta de cuánta gente me miraba fijamente y susurraba.

Eso cambió todo para mí. Me afeité por primera vez cuando tenía 16 años, antes de mi graduación de octavo grado, y continué tratando de deshacerme del vello durante los siguientes ocho años”.

Si bien Alma siempre intentaba disimular el vello que le salía, todos sus intentos eran en vano.

Durante mucho tiempo intentó ocultar su barba afeitándose y depilándose, decolorándose el vello facial, incluso intentó un tratamiento láser un año después de haber sido diagnosticada, pero terminó por aceptar aquello que la hacía lucir tan diferente.

“Cuando tenía unos 19 años, aproximadamente un año después de mi diagnóstico, me convertí en defensora de mí misma, porque tenía que hacerlo. Realmente luché al principio, y cada vez que intentaba dejarme crecer la barba, terminaba corriendo para afeitarme después de unos días”.

Durante mucho tiempo Alma intentó ocultar el motivo de tantas burlas y lo que muchas veces fue el motivo de sus depresiones, pero tras una investigación sobre el síndrome de ovario poliquístico encontró que la estrella de rock Harnaam Kaur quien sufre de SOP, muestra con orgullo su barba ante los miles de seguidores.

Su investigación hizo que después de todo pudiera aceptar aquello que no puede cambiar. Dice Alma:

Había intentado durante tanto tiempo cambiar mi apariencia, pero no pude. Crecí para creer que estaba destinada a ser así, así que dejé de intentar cambiarlo.

Al principio, la gente hacía comentarios crueles y eso realmente me deprimía. Me ponía muy cohibida cuando veía a la gente tomándome fotos mientras pensaban que no estaba mirando.

Ahora, todavía tengo gente que toma fotos cuando estoy fuera de casa, pero no me molesta en absoluto. Me doy la vuelta y los miro para que sepan que puedo ver lo que están haciendo y que no me importa lo que piensen de mí.

Ahora, tengo más confianza con mi barba que sin ella. Aprender a aceptar mi barba ha sido, sin duda, lo mejor que he hecho”.

Desde el 2017 Alma comenzó a documentar su experiencia en su cuenta de Instagram, a través de las redes sociales ha inspirado a muchas mujeres a abrazar sus cuerpos como son. Destaca que contar su historia y aceptar lo que no puede cambiar prácticamente se ha convertido en su mantra.

Compartir el caso de esta joven ayudará a más mujeres a aceptarse a sí mismas y amar el cuerpo que tienen. Derribemos juntos los estereotipos de belleza

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!