Una humilde mujer embarazada pega una nota en su mochila que alerta a los conductores

Para una mujer embarazada no hay nada más importante y querido que ese pequeño ser que crece rápidamente en su interior. De tal forma, su deseo más grande es verlo nacer con bien y contemplar el brillo de sus ojos que se robarán todo su amor.

Pidió autorización a su médico para poder seguir viajando en su motocicleta

Lamentablemente, no todas las mujeres tienen la oportunidad de vivir un embarazo sin complicaciones económicas, algunas tienen que salir a trabajar e incluso enfrentarse diariamente a los peligros de las calles para poder obtener todo lo necesario para cuidar de sus bebés.

Esto lo sabe bien una aguerrida y valiente mujer brasileña, llamada Juciane Batista. Con 28 años y 8 avanzados meses de gestación, Juciane debe conducir día a día su motocicleta para poder arribar hasta su trabajo, en donde labora como vendedora.

No puede darse el lujo de comprar un automóvil o viajar en taxi para llegar a su trabajo

Pero conducir una motocicleta no es nada sencillo cuando se hace entre las calles de la capital de un país con millones de habitantes y tantos conductores. Por eso, el mayor temor de esta madre es tener algún incidente que ponga en riesgo la salud de Lucas, su esperado bebé.

“Quiero ver a mi hijo. Tengo mucho miedo al tráfico, me siento muy insegura y temo lo peor. Vemos varios accidentes, no quiero que me pase eso”, confiesa Juciane.

En el pasado ya ha vivido accidentes de tráfico y no quiere que su bebé pase por eso

Debido a la cada vez mayor tasa de accidentes en la ciudad, Juciane tuvo la increíble idea de colocar una nota de advertencia sobre la mochila que lleva en su espalda todos los días, para poder alertar a los conductores sobre su vulnerable estado.

“¡Cuidado! Estoy embarazada de 8 meses. Mantén la distancia por favor, todavía tengo que comprar el ajuar de Lucas”, puede leerse en la nota de papel.

Afortunadamente, la respuesta por parte de los conductores ante la nota de Juciane ha sido positiva. En el pasado, la mayoría de ellos se lanzaban sobre su motocicleta sin ninguna consideración y le pedían salir del camino debido a que avanzaba más despacio de lo normal para prevenir un accidente.

“No podría soportar más problemas de tráfico. Ahora, la gente me da espacio, mira el cartel y es más atenta. Me siento más tranquila”, afirma la mujer.

Así, esta brillante madre se ha librado de una dificultad. Sin embargo, cada vez falta menos para el nacimiento de su bebé y aún le falta por comprar muchas cosas, por lo que pide la ayuda de las personas cercanas al área en donde conduce o su trabajo.

Confiamos en que muchas personas puedan ayudar a esta ejemplar mujer trabajadora, que está dispuesta a hacer todo para cuidar de su hijo. ¡Los mejores deseos para ti, Juciane, y tu hermoso bebé!

Nunca dudes en ayudar a una mujer que debe cuidarse por dos. Sé siempre respetuoso de los otros conductores en la carretera y comparte esta insólita historia.